Despendientes – Agosto 2020

Despendientes – Agosto 2020

SERIES

COMMUNITY 3T- 6T (NETFLIX): ¡Vaya agonía innecesaria! Estas tres temporadas han sido un puto descenso a los infierno. Una puta partida de Yenga que se alarga episodio tras episodio y en el que por una parte esperas que no se caiga la puta torre sobre ti, pero por otra estás deseando que se termine el puto juego para irte a tu casa a dormir. La desaparición escalonada de diferentes personajes protagonistas y la aparición de otros irrelevantes junto al aumento del peso de los personajes secundarios originales ha sido lo que realmente me ha hecho aborrecer esta serie. Doy toda la razón a aquellos que dicen que se trata de una gran serie de comedia, pero que habría que acotarlo a un número de temporadas en concreto. Mi completismo no me hubiera permitido abandonarlo, pero la razón no les falta y eso lo tengo que admitir. Se agradece mucho que no haya spinoff o película porque este chicle no se estira más. Dejemos a este cadáver descomponerse todo lo dignamente que se pueda a estas alturas.

EL FIN DE LA COMEDIA 1T (AMAZON PRIME VIDEO):
Esta serie me ha sorprendido para bien. Estaba algo receloso de abordarla porque Ignatius Farray lleva un tiempo hasta en la sopa por colaborar en el programa La Vida Moderna y temía que en esta serie se dedicara a soltar los chascarrillos que sólo hacen aplaudir a los fans. Pero desde aquí me meto la lengua en el culo y aplaudo bien fuerte por que han perpetrado una serie de comedia muy bien estructurada. Tiene humor negro, absurdo, zafio… pero siempre en su justa medida y con un timing perfecto. Pasó el corte desde el momento en el que me hizo reír en el primer episodio, así que estoy más que contento con el resultado. Espero que la segunda temporada no baje el listón, porque ya estoy impaciente por abordara.

BLACK LAGOON 1T (NETFLIX): Estamos ante una serie única en su especie, pero no porque es excepcionalmente entretenida, trepidante o divertida, sino porque es un anticlimax episodio tras episodio. La trama parece que va a romper en algún momento pero desemboca todo en una bajona tremenda. Los personajes son muy predecibles, las situaciones bastante normalitas y puede que la música no ayude. Sí, la música es importantísima en cualquier formato audiovisual y en esta serie las persecuciones, los tiroteos y las escenas de diálogos puede que tengan la misma carga musical: un mojón. La que se lleva la palma es la de los títulos finales. Os juro que me daban ganas de abandonar la serie cada vez que terminaba un episodio sólo por eso. Por ahora no voy a ver las siguientes dos temporadas (manda huevos que haya dos más), pero necesito ver otro anime que me refresque el paladar después del regusto a cartón que me ha dejado este.

PELÍCULAS

EL NIÑO Y LA BESTIA (2015): Llevaba un tiempo con esta película en la recámara y no encontraba el momento de verla. no sabía si verla con mi hijo o hacerlo solo, si merecía la pena ver alguna otra cosa antes o no… pero una tardecita de verano me ha dado pro ponérmela y no me arrepiento. El caso es que ha sido bastante agradable. El argumento me ha parecido un refrito de muchas otras fuentes: el mundo de los dioses, el humano perdido ahí, la pugna por ser el jefazo… todo más de lo mismo, pero lo que me ha ganado es la animación. Pese a algunos momentos en los que la animación por ordenador cantaba muchísimo, me ha parecido que todo era muy orgánico. La animación era fluida y transmitía ese aroma a los clásicos como Akira o alguna que otra joya de Estudio Ghibli. Al terminar la película de una manera completamente predecible no he sentido que hubiera perdido el tiempo, sino que he visto una bonita pieza de arte. Ojalá más así, pero que se curren un poco más el guión.

Despendientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.