En Spotify: Música Marciana

En Spotify: Música Marciana

Spotify

¿Qué coño estoy escuchando?

Si tuviera que señalar a una playlist de Spotify de la que me sienta especialmente orgulloso, esa sería Música Marciana. Hete aquí el enlace de rigor.

Vengo de tiempos ancestrales. Tiempos en los que en Spotify no había publicidad. Donde podías pasar todas las canciones que quisieras y donde el límite era el cielo y un abanico discográfico un pelín menos extenso.

En esos tiempos podías hacer una búsqueda y seleccionar los resultados por el número de reproducciones (no por la popularidad como ahora). Yo me sentía como un conquistador que se abría paso a machetazos por la jungla musical de esta plataforma.

Mi objetivo no era encontrar los especímenes más bellos, ni las fragancias más deliciosas. Mi intención era meter la cabeza en un cenagal de géneros difusos y portadas cutres para sacar entre mis dientes los engendros sonoros más abyectos y añadirlos a mi colección para posterior análisis y disfrute.

Así es como surgió Música Marciana. Como un experimento con elementos químicos del que surge una repugnante sustancia que genera unos terribles efectos secundarios y una tremenda adicción.

Spotify - Música Marciana 02

Algunas perlas que podéis encontrar en esta selección son la banda sonora de Rio Bravo en chino, un cuento bilingüe de Mamá Gansa, la recetas deliciosas, clásicos de la tecno-rumba, chistes de humor caduco y zafio, las peores canciones de estrellas del pop, cancioncillas infantiles con doble lectura o con solo una pero muy jodida, músiquilla de ascensor y una buena recua de canciones con giros vocales imposibles e instrumentación proveniente del espacio exterior.

Te recomiendo, te aconsejo, de digo, te sugiero, te imploro, te ordeno, te obligo a que escuches esta lista de clásicos que jamás debieron ver la luz. De igual manera te ruego que si tienes una lista de las mismas características que Música Marciana entre tus colecciones en Spotify no dudes en compartirla conmigo por cualquier vía en esa sana camaradería que los exploradores solemos tener.

No es la primera vez que comparto con los visitantes de este blog recopilaciones de canciones y puede que poco a poco vaya enseñando pro aquí algunas de mis playlist predilectas en Spotify. Pero eso será en otras ocasiones. Hasta entonces no te mimites a consumir lo que el algoritmo te canta. Intenta explotar tu curiosidad sonora y trabaja tu flexibilidad musical.

Sexcétera

Sexcétera

Pinterest Proyectos Spotify

Creo que jamás he tocado tan abiertamente el tema del sexo en mis. En cierta parte por pudor y por otro lado por temor a una censura en redes. Pero a estas alturas creo que no me queda apenas vergüenza y no temo a la censura de los medios o del público porque no tengo demasiado que perder.

Falocentrismo ha sido el inicio de una apertura en este aspecto y en el proceso de dar a luz esta pieza se han ido abriendo otras ventanas que que podéis visitar ahora.

EROSIÓN es mi primer tablero de Pinterest de contenido erótico. Ilustraciones y fotografías sugerentes o explícitas que voy encontrando esencialmente en otros tableros. Imágenes que hacen que se me acelere el pulso.

Sexcétera - Erosión
EL ACTO IMPURO nace como la playlist de Spotify que nunca me planteé hacer. Me ha sorprendido muchísimo la cantidad de gente que pone música para follar. No para seducir o sugerir, para reproducir durante el sexo. Personalmente no es algo que me guste, pero me planteé qué canciones serían las más propicias en el caso de que fuera una práctica habitual en mi.

Sexcétera - El acto impuro
PAREIPOLIAS es una broma de doble filo con forma de tablero de Pinterest. Al igual que subconscientemente tendemos a ver caras en elementos no humanos (pareidolias), también tendemos a ver elementos sexuales. En este tablero en encontrar pollas escondidas en cualquier imagen o elemento.

Sexcétera - Pareipolias
Estos son los primeros proyectos relacionados al sexo, pero estoy seguro de que no serán los últimos. Visitarlos o interactuar con ellos es lo más cerca que estaréis de follar conmigo. O no 😉

Esto no es un punto y aparte en el guarrichero, sino el principio de un largo sexcétera.