Contra el postureo, PosturEOS

Contra el postureo, PosturEOS

Proyectos Tienda online

Estamos dando nuestros primeros pasitos aún en el siglo XXI y parece que el ser humano ha mutado a una nueva raza de animales impermeables a la realidad. Estamos acostumbrados a unos códigos marcados por la vanidad y la necesidad de notoriedad. El postureo se ha vuelto en algo tan cotidiano que ya no nos damos cuenta de lo ridículo de su existencia.

Las redes sociales han pasado de ser un mero complemento a ser la gran piedra sagrada alrededor de la que giramos. Y lo hacemos con el turbio deseo de tocar la gloria durante unos segundos recibiendo nuestra palmadita en la espalda en forma de seguidores, likes, favs y o cualquier otro gesto que ni nos acerca físicamente ni nos llena el estómago.

¿Qué creéis que sentirán vuestro hijos y nietos cuando en todas las fotos que tengan de sus abuelos no haya ni una sola en la que no pongan morritos, saquen la lengua o enseñen algún dedo? Seguramente ellos tengan otras chorradas irrelevantes que llenen sus días, pero por un momento pensarán que se han perdido algo y que es muy raro que con tantos followers nadie fuera a vuestro entierro. El postureo no os habrá servido de nada cuando hayáis necesitado un abrazo de verdad.

A la vista de esto he unido fuerzas con La Vinileta para sacar una colección de camisetas en las que juguetear con este concepto: PosturEOS. En estas camisetas se podrá leer claramente una frase, pero oculta en un vinilo del mismo color que el tejido encontraréis la respuesta a la primera. De estas podremos hacer mil y una pero por ahora ya podréis encontrar en mi tienda online y en la de La Vinileta los dos primeros modelos: #nofilter y #trendingtopic.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y poco más. Si os ha gustado esta colección que combate el postureo podréis hacer la compra de manera sencilla o podréis compartirla con vuestros amigos y familiares. No olvidéis suscribiros, darle al Like, etiquetadme en vuestras publicaciones, activar las notificaciones para que recibáis todas nuestras novedades, dejadme al menos 4 de las 5 estrellas para que Google nos destaque y limpiaros bien los bajos si vais al médico o a la iglesia.

PosturEOS - Me gusto
Para celebrar que posturEOS es ya una realidad he hecho esta pequeña playlist de 30 canciones en Spotify titulada Me gusto y en la que juego poniendo una canción para coronarse como diva y a continuación otra para hundirte en la puta miseria. Una para desfilar por la pasarela y la siguiente para desfilar hacia la alacena y descargarla de comida basura mientras lloras desconsoladamente.

Mi primer y último Inktober

Ilustración Proyectos Retos

Hace tiempo que el reto del Inktober está circulando y siempre me ha parecido atractivo, pero siempre he tenido miserias que me han impedido subirme al carro. Este año no era una excepción pero me cargue de motivación y ganas de complicarme la existencia y decidí afrontarlo.

Para quien no lo sepa Inktober es una iniciativa del ilustrador Jake Parker. Un día decidió plantarse un reto para mejorar sus aptitudes en el manejo de la tinta y se propuso hacer una ilustración usando sólo tinta (y algo de lápiz para los bocetos) cada día durante todo el mes de octubre y compartirla a través de las redes sociales con el hashtag #inktober para que los que se sumaran a la iniciativa pudieran intercambiar consejos y experiencias.

Y a fe que así fue. En unos años la comunidad de ilustradores se lanzó a hacer este reto ganando en visibilidad y práctica con esta técnica. Jake Parker había creado un monstruo y este año yo era una de sus presas.

El ilustrador que fundó este movimiento suele poner antes de empezar una guía de palabras o temas para que la inspiración no sea un problema y los participantes se centren en dibujar, pero yo soy de naturaleza masoquista y me pude dos premisas: acabar con un estuche de rotuladores Carioca Joy de 1993 que había encontrado haciendo la limpieza e inspirarme en las imágenes resultantes de poner caracteres aleatorios en el buscador de imágenes de Google. Ahí es nada.

Empecé un poco tarde pero cogí rápidamente el ritmo. Pero Jake, pichita, este reto es para la gente que no tiene más vida que ilustrar y que tiene un espacio apartado donde puede concentrarse. Yo ha tenido que pasar la mayoría del reto ilustrando por la noche, a la luz de un flexo con un trapo y en completo silencio para no despertar al chiquillo.

Además, mis premisas han potenciado aún más el reto. Tenía que pasar horas mirando imágenes sin sentido fruto de aporrear el teclado hasta que encontraba una que me inspirara una imagen, y cuando lo hacía los rotuladores estaban secos o completamente destrozados. Al final tenía que tirar de recursos gráficos que me salvaran el cuello o directamente de paciencia.

El resultado lo podéis ver en esta galería. Fui poniendo las imágenes de referencia junto a las ilustraciones conforme las iba haciendo en Facebook y también una foto en el Instagram Stories con un teaser de la ilustración completa.

Al final acabé agotado, cabreado y con 31 ilustraciones que no sé si quemar, guardar o vender. Porque, hete aquí otra de las cuestiones del Inktober, hay muchos autores que van vendiendo sus ilustraciones cuando ni si quiera aún las han terminado. Eso es un aliciente enorme, pero no es mi caso. Yo sólo soy un tipo que quería gastar sus rotuladores y el precio que he cobrado es algo más de espacio en el estudio. Seguramente haga versiones vectoriales de las ilustraciones que más me han gustado y algún que otro motivo para nuevas aventuritas gráficas.

El año que viene más (NO)