Despendientes – No te serviré

Despendientes – No te serviré

Despendientes

Hay veces que una obra te asalta y te hace caer de espaldas al suelo, y eso es justo lo que me pasó hace unos años con Palos de ciego. Ya conocía la obra de Irra pero ante ese despliegue no pude hacer otra cosa que recoger mis huevos del suelo y recomponerme como buenamente pude. Pero esta vez no iba a pasarme lo mismo.

Todo estaba planeado. En cuanto el crowdfunding en Spaceman Proyect se empezó a gestar ya tenía mi cartera preparada para contribuir al proyecto. Fue maravilloso ver cómo se cumplían rápidamente los objetivos y cómo se iba desarrollando su elaboración en los siguientes pasos. Cuando salió de imprenta y fueron llegando a los primeros mecenas los primeros ejemplares me fui mentalizando. Y en el instante en el que el señor cartero me entregó el envío supe que había llegado el momento. El momento de no hacer nada.

Como quien guarda para el final el corazón de la sandía, pretendía encontrar el escenario perfecto para degustar todas sus páginas. No abrí el paquete. Lo dejé sobre un mueble para no sentirme tentado e hice todo lo posible por aislarme de las críticas, las reseñas y las reacciones (aunque me llegaban algunas y todas sobresalientes). Sólo dejé pasar el tiempo.

Pasaron los meses. Meses atípicos en los que el mundo se encerró en sus casas, donde vivimos aterrorizados y esperanzados. Empalidecimos de miedo y refugio, y luego (en medio de una guerra declarada contra un virus) nos olvidamos. Llegó julio y vivíamos momentos de reencuentro, de ocio, de una fingida libertad. Los niños salieron a jugar como el que se fuma un cigarrito en el ojo del huracán. Un pitido imperceptible comenzaba a llegarme desde lo alto de un armario.

Llega agosto. Los contagios se multiplican, los ánimos caen, el trabajo falta y la sensación de derrota es generalizada. Empezamos a pensar que puede que estas sean las últimas vacaciones en las que disfrutemos los abrazos de nuestra familia. En medio de un viaje hago escala en mi casa de Sevilla. Al llegar el aire acondicionado escupe a duras penas una brisa tibia. Es día 14 y en Sanlúcar de Barrameda los niños (hermandades mediante) hubieran hecho dibujos con sal para que la Virgen de la Caridad (o más bien sus costaleros) la pisara. Un espectáculo que atrajo a George Lucas para más tarde ser atraído a las tortillitas de camarones de Casa Balbino, pero que este año no se iba a celebrar. En más de 65 años jamás se había cancelado este evento y yo no estaba allí. Si esto no era una señal, no sé qué podría serlo.

Estaba en Sevilla, en medio de una pandemia, a más de 36 grados a las 12 de la noche y camino de mi habitación porque tenía la seguridad de que el momento de leer No te serviré había llegado.

Debía manejar la situación con cuidado porque leer en situaciones adversas puede ser un salvavidas o un viaje sólo de ida a un puto pozo. La última vez que me ocurrió fue con Jimmy Corrigan de Chris Ware, que leí con 38,5º de fiebre en unas navidades en las que (casualmente) se había jodido la calefacción. Tras aquella lectura atropellada, entre tiritones de frío y fiebre, terminé aborreciendo aquella obra maestra y me faltó el tiempo para venderla en Wallapop ante la sorpresa del comprador.

Mi hijo estaba en Sanlúcar con sus abuelos y mi mujer estaba dormida en la habitación, así que tomé el paquete entre mis manos y me fui a la cocina. Con el primer cuchillo que encontré quité el precinto y cerré la puerta. Aparté las migas que quedaban en la mesa y fui abriendo el embalaje. Me sorprendió que no recordara que, al ser mecenas, junto al álbum había un artbook con bocetos, apuntes y referencias que había tomado el autor. No lo quise ni hojear. Lo aparté con cuidado en una silla cercana y me enfrenté a No te serviré sobre los cartones y la cinta de embalar. Supe en ese momento que no habría treguas, me iba a tomar aquel tomo de un solo trago.

Llegado a este punto no quiero desvelaros ni un ápice del contenido de este cómic. Ya sabéis que en Despendientes no hago reseñas, sólo os transmito el registro de lo que voy leyendo y viendo y escribo unas líneas al respecto. Podréis ver algo en este pequeño adelanto en forma de vídeo del crowdfunding en Spaceman Proyect perpetrado por Un gato andaluz y si queréis más información podéis ver una entrevista a Irra en Comics Tomos y Grapas. Hoy más que hablaros de lo que leí os hablaré de lo que me hizo sentir.

Sentí que jamás me había encontrado con esos personajes en un cómic, serie o película, pero me dio la sensación de que sí me había cruzado a esas personas en mi vida. El halo que rodea a sus personajes los puedes encontrar en los bares de tu barrio, en las colas para comprar un cupón o en los recodos de una placita.

Sentí de nuevo aquella sensación de apretar los dientes viendo películas de terror de Jess Franco, volándole la cabeza a un jefe final del Golden Axe o al hojear un Sukia desgastado por el sol y el sobeteo adolescente. Una subida de adrenalina llena de furia y vida. Aquella sensación de desasosiego cuando, después de ver El Exorcista, te dabas cuenta de que la ficción más horrible y la realidad están separados por una línea tan fina que te sientes capaz de quebrarla si te adentras en la oscuridad de un callejón aunque sólo sea unos pasos.

Sentí al complicidad de reconocer ciertos escenarios y de ser capaz de compartir la misma visión que el autor. Irra no deja puntada sin hilo y la historia gana enteros si te paras a recrearte leyendo los grafittis o las marcas y la publicidad que te golpean como pequeños gags y flashes a lo largo de la historia. Leer muy bien las referencias a la cultura popular en las imágenes y diálogos que salen en las pantallas, las películas en una estantería o fijarse en la decoración, los azulejos y la iluminación de algunas de las escenas hace que te metas en la historia hasta la coronilla. De hecho, durante su lectura pude toparme con algunas viñetas que me recordaron mucho a uno de mis videoclips favoritos: Rabbit in your headlights de Unkle. Más tarde, leyendo el artbook, encontré algunas referencias musicales que se acercaban a lo que sonaba en mi cabeza durante la lectura de No te serviré, dejando claro que la historia me había hecho andar por la senda que había trazado el autor.

Sentí el asco de reconocer la actualidad en la ambientación de la historia. Irra sabe que cualquier mentira sólo es creíble si tiene un porcentaje alto de verdad, y si quieres que una historia sea posible tienes que envolver la magia en muchas capas de realidad. Por ese motivo la corrupción, la miseria humana, lo feo, la crudeza… todo te sitúa en el aquí y el ahora y, por mucha fantasía que se te presente, sentirás que puedes encontrarte esas mismas escenas a la vuelta de comprar el pan.

Sentí seguir el hilo. Más tarde perderme. Luego retomar las riendas y finalmente darme cuenta de que todo estaba planeado. Esa revelación al darte cuenta de todas las capas que se solapan en la historia y que se resuelven en los últimos compases. Esa sensación de tomar perspectiva y ser consciente de la precisión con la que se han perpetrado todas las acciones. Cómo, con la maestría de un relojero, se han colocado las piezas para que todo funcione perfectamente. Lo maravilloso es pensar cómo algo tan estructurado y limpio puede haberte dado la impresión de burdo y precipitado en los primeros compases de la historia. Es como cuando lees una novela o ves una película de asesinatos, al final se revela toda la trama y piensas ¡Qué cabrones! No me había olido nada y ahora me doy cuenta de todo.

Sentí el vértigo de verte arrastrado por la historia. No querer codearte con esa gente, no querer entrar en ese lugar o no querer mirar lo que estaba pasando, pero no ser capaz de apartarte. La acción te va vapuleando de página en página y al cerrar el álbum me di cuenta de que llevaba un buen rato conteniendo la respiración. No es la mejor sensación del mundo pero ¿cuántos cómics han logrado eso? En mi casos muy pocos.

Sentí el orgullo de reconocer que Irra había dado un golpe en la mesa y que la historia era la que había forzado la situación para que este cómic usara la autoedición para librarse de la censura, las correcciones y los deditos de editores y subalternos para hacerlo más entable o atractivo. Esta historia no está hecha para paladares sensibles que consumen a cartera abierta y que buscan que los lomos de sus tomos coincidan con el color de su colección o con la altura de una balda. Quien compra esta obra es para grabársela en las retinas, no para enseñársela a las visitas para quedar bien o que salga de fondo durante sus videollamadas.

Terminé la lectura. No sabía qué hora era exactamente, En la últimas páginas el brillo de la inapropiadísima luz de la cocina sobre el papel me molestaba. La silla se me había clavado en el culo y me había dejado unos pequeños círculos marcados en las piernas. Me dolían los brazos, la mandíbula y las piernas de aguantar la tensión y estaba sudando como un puto cerdo. Apagué como pude las luces y me fui a dormir sin pensarlo demasiado.

Al día siguiente me levanté al primero y fui a preparar el desayuno. Sobre la mesa aún estaba el tomo de No te serviré sobre los cartones y el artbook sobre la silla. Me sonreí como cuando has visto una película de puta madre y sales a la calle gritando dentro de tu cabeza ¡Sí, joder!. Había leído una obra de puta madre y me alegré mucho haber encontrado el momento propicio. En cierta manera la realidad se parecía a la obra en que se desarrollan en días extraños y terribles, en una especie de anomalía en tu día a día. Y eso hizo que su lectura fuera aún más intensa.

Espero no tener que esperar a un Apocalipsis inminente, unas condiciones infrahumanas o una experiencia dramática para volver a disfrutar de una nueva obra de Irra. Pero si ha de ser así, sea.

Despendientes – Agosto 2020

Despendientes – Agosto 2020

Despendientes

SERIES

COMMUNITY 3T- 6T (NETFLIX): ¡Vaya agonía innecesaria! Estas tres temporadas han sido un puto descenso a los infierno. Una puta partida de Yenga que se alarga episodio tras episodio y en el que por una parte esperas que no se caiga la puta torre sobre ti, pero por otra estás deseando que se termine el puto juego para irte a tu casa a dormir. La desaparición escalonada de diferentes personajes protagonistas y la aparición de otros irrelevantes junto al aumento del peso de los personajes secundarios originales ha sido lo que realmente me ha hecho aborrecer esta serie. Doy toda la razón a aquellos que dicen que se trata de una gran serie de comedia, pero que habría que acotarlo a un número de temporadas en concreto. Mi completismo no me hubiera permitido abandonarlo, pero la razón no les falta y eso lo tengo que admitir. Se agradece mucho que no haya spinoff o película porque este chicle no se estira más. Dejemos a este cadáver descomponerse todo lo dignamente que se pueda a estas alturas.

EL FIN DE LA COMEDIA 1T (AMAZON PRIME VIDEO):
Esta serie me ha sorprendido para bien. Estaba algo receloso de abordarla porque Ignatius Farray lleva un tiempo hasta en la sopa por colaborar en el programa La Vida Moderna y temía que en esta serie se dedicara a soltar los chascarrillos que sólo hacen aplaudir a los fans. Pero desde aquí me meto la lengua en el culo y aplaudo bien fuerte por que han perpetrado una serie de comedia muy bien estructurada. Tiene humor negro, absurdo, zafio… pero siempre en su justa medida y con un timing perfecto. Pasó el corte desde el momento en el que me hizo reír en el primer episodio, así que estoy más que contento con el resultado. Espero que la segunda temporada no baje el listón, porque ya estoy impaciente por abordara.

BLACK LAGOON 1T (NETFLIX): Estamos ante una serie única en su especie, pero no porque es excepcionalmente entretenida, trepidante o divertida, sino porque es un anticlimax episodio tras episodio. La trama parece que va a romper en algún momento pero desemboca todo en una bajona tremenda. Los personajes son muy predecibles, las situaciones bastante normalitas y puede que la música no ayude. Sí, la música es importantísima en cualquier formato audiovisual y en esta serie las persecuciones, los tiroteos y las escenas de diálogos puede que tengan la misma carga musical: un mojón. La que se lleva la palma es la de los títulos finales. Os juro que me daban ganas de abandonar la serie cada vez que terminaba un episodio sólo por eso. Por ahora no voy a ver las siguientes dos temporadas (manda huevos que haya dos más), pero necesito ver otro anime que me refresque el paladar después del regusto a cartón que me ha dejado este.

PELÍCULAS

EL NIÑO Y LA BESTIA (2015): Llevaba un tiempo con esta película en la recámara y no encontraba el momento de verla. no sabía si verla con mi hijo o hacerlo solo, si merecía la pena ver alguna otra cosa antes o no… pero una tardecita de verano me ha dado pro ponérmela y no me arrepiento. El caso es que ha sido bastante agradable. El argumento me ha parecido un refrito de muchas otras fuentes: el mundo de los dioses, el humano perdido ahí, la pugna por ser el jefazo… todo más de lo mismo, pero lo que me ha ganado es la animación. Pese a algunos momentos en los que la animación por ordenador cantaba muchísimo, me ha parecido que todo era muy orgánico. La animación era fluida y transmitía ese aroma a los clásicos como Akira o alguna que otra joya de Estudio Ghibli. Al terminar la película de una manera completamente predecible no he sentido que hubiera perdido el tiempo, sino que he visto una bonita pieza de arte. Ojalá más así, pero que se curren un poco más el guión.

Sextreaming Party de Sextories

Sextreaming Party de Sextories

Cómic Ilustración Proyectos

En alguna ocasión os he hablado de Sextories magazine. Una revista de cómic erótico y cuyo ADN parte de abordar la diversidad sexual y la inclusión de una forma orgánica y amable. Pues bien, este proyecto vive de los eventos y con todas las barreras que nos ha puesto la COVID-19 es normal que se resientan. La mayoría de los eventos se han cancelado y (como ya sabemos) la venta online no aporta demasiado.

Así que el equipo habitual se ha liado la manta a la cabeza y se ha montado la Sextreaming Party Apocalypse Tip Show. Desde las 12 de la mañana del viernes 21 de agosto estarán ofreciendo entrevistas, charlas, dibujos en directo, y venta de originales durante 24 horas. Gente como Marta Piedra, Elsa Ruiz, Ignasi Puig, Sexus o Somos Peculiares estarán colaborando para ofreceros un contenido muy jugoso para que vaciéis vuestros bolsillos.

Podréis seguir este evento desde su Instagram Direct y su canal de Youtube simultáneamente, ya que habrá un equipo de autores dibujando en directo durante todo ese tiempo y complementando las diferentes partes de este evento.

Pero la cosa no termina ahí. Para hacer de este evento algo si cabe aún más especial, han sacado un número digital especial llamado Follar en tiempos de Covid y en el que servidor aporta una humilde páginilla con un cómic que he titulado #Resistiré.

Sextories - #Resistiré
El número es una pequeña recopilación de experiencias e historias alrededor de cómo vivimos la sexualidad durante el confinamiento. 29 artistas han colaborado en su elaboración y lo podréis comprar por cinco eurillos en su tienda online. 60 paginacas a todo color con tetas, coños y culos por doquier.

Aprovechad también para haceros en su tienda online con sus anteriores números, con algo de merchan o con algunos de los originales que se subastarán sólo durante este evento y algunos otros que se pondrán a la venta online. También podréis hacer donaciones invitándolos a algún que otro café a través de su Ko-Fi.

Todo lo recaudado servirá para costear la exposición Els drets trans son drets humans: Vinyetes sobre diversitat de gènere que se realizara en el centro Cotxeres de Sants de Barcelona del 1 al 11 de Septiembre y para ayudar a mantener a flote Sextories.

Si os interesa y buscáis más información sobre horarios o cómo echar un cable, no tenéis más que pasaros por su renovada web sextories.net y abrir bien los ojos y la cartera.


ACTUALIZACIÓN:
Ya ha concluido el evento y todos han quedado contentos. Las charlas y las entrevistas han sido muy interesantes y divertidas. por si os lo perdisteis están subidas en la cuenta de IGTV de Sextories Magazine. También hay muy buena respuesta muchos de los que han comprado el Follar en tiempos de Covid y aún quedan originales a la venta en la tienda online. Si os interesa pasad antes de que se los lleven o termine el descuento del 5% que está activo.

Por mi parte he ido realizando estas viñetas para ir subiéndolas a redes mientras iba avanzando el maratón.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ha sido toda una experiencia asistir y colaborar con Sextories Magazine. Espero que sea la primera de muchos más encuentros como autor y colaborador, porque como lector y espectador me tienen seguro.

Despendientes – Julio 2020

Despendientes – Julio 2020

Despendientes

SERIES

QUEER EYE 5T (NETFLIX): Esto se desinfla a pasos agigantados. La temporada de Tokio (4T) tenía un cierto enfoque cultural interesante, pero en la quinta temporada vuelven a la fórmula de siempre. Puede que sean los protagonistas de cada episodio los que no inflan este globo, pero creo que en realidad es que ya no tienen mucho más que ofrecer los expertos en cada una de las áreas. Tan sólo esperamos que hagan lo de siempre y que reconozcamos el product placement ¿Sería una locura cambiarlos a todos y que vengan nuevos presentadores para aportar algo de frescura? Si fuera productor de la serie no correría el riesgo, pero empezaría a mirar de reojo otros proyectos más interesantes.

THE TOYS THAT MADE US 3T (NETFLIX): Me gusta el concepto de esta serie: Juguetes clásicos que han marcado a varias generaciones y su historia ¿Pero es necesario todo se cuente como un puto chiste? Entiendo que es un documental algo irreverente y sobre un tema bastante cercano, pero no comprendo por qué se ridiculiza a los entrevistados y se busca siempre un gag fácil y recurrente para insertarlo sin piedad cada vez que se tiene la ocasión. Dudo que a los coleccionistas y fans de cada una de las líneas de juguetes que se tratan les haga ni puta gracia algunos de esos momentos. Un paso inteligente para la siguiente temporada sería rebajar un poco el tono chorra del programa y encontrar nuevas líneas de juguetes que nos hayan hecho soñar. 

AKAME GA KILL 1T (NETFLIX): No me lo esperaba. Me dispuse a ver esta serie con toda la intención de que fuera párvula y simplona, y efectivamente ha sido así, pero con una cobertura de violencia bastante injustificada al nivel de otras series de anime que ondean la bandera de violencia gratuita y que se quedan en pañales frente a esta serie. La serie trata sobre asesinos y debí olerme el pastel, pero la trama dejaba claro que no te puedes encariñar con ningún personaje y que posiblemente su muerte sea más jodida de lo que podrías imaginarte. por lo demás no deja de ser un argumento de superación personal, honor y venganza, y mucha dosis de perversión y adolescencia pava por parte del protagonista. Menos mal que al final se lo cargan (ups).

LA FABULOSA MRS. MAISEL 1T (AMAZON PRIME VIDEO): Me reafirmo en que me vuelve loco todo lo que gire entorno a la comedia. Me habían recomendado esta serie muchas veces pero no me habían dicho de qué trataba, así que la sorpresa que me di al esperar un Secreto de Puenteviejo bien producido y encontrar una retrospectiva sobre comedia y feminismo me pareció sublime. Hay mucha tela que cortar en esta serie y es porque está impecablemente hecha. Hay pocos personajes planos y la protagonista y los secundarios se comen la puta pantalla. Normalmente este nuevo romanticismo por lo rancio me toca los cojones, pero en esta ocasión la comedia lo inunda todo. No sé vosotros, pero cuando veo la serie estoy deseando que haga algún monólogo. Es casi como un paréntesis delicioso dentro de la historia. Fuera del contexto creo que funcionarían igualmente y eso me parece la rehostia. Estoy deseando abordar la siguiente temporada.

PELÍCULAS

PUÑALES EN LA ESPALDA (2019): Le he pasado genial viendo esta película. El formato no es novedoso, pero hacía mucho tiempo que no lo veía. El reparto es acojonante, pero su protagonista me deja un poco frío. La trama está muy cuidada, pero deja algunos cabos sueltos. Pero a pesar de todo eso me parece una buena película. Me gustan las películas de misterios, de asesinatos y robos. Me gusta ver cómo se planifican, cómo se realizan y dónde fallan. No tengo la culpa de que me sienta muy atraído por este género, y más con ese reparto. El tema es que finalmente la película es entretenida. una versión actual del Cluedo y con un Daniel Craig que hizo que se me cayeran los huevos al suelo con una interpretación sublime. Ana de Armas… meh.

SUSURROS DEL CORAZÓN (1995): “Papá ponme esa del gato” me dice mi hijo mientras busco contenido apto para él en Netflix. Es del Estudio Ghibli y aún no la he visto. Parece divertida, así que la pongo. Craso error. pone que es para mayores de 7 años pero mi hijo se aburrió soberanamente, y me lo explico. Es una historia costumbrista sobre si seguir a tu instinto y dejarte llevar por lo que te apasiona para después fracasar. Todo muy bonito, muy musical, muy fantasioso, pero cruel como la misma puta vida. me arrepentí de ponérsela a mi hijo, porque me tuve que cabrear varias veces porque estaba haciendo el ganso, pero en general no me disgustó. No es de las más destacadas del estudio pero es una obra interesante dejando al lado el pasteón romántico.

METEGOL (2013): ¿QUIÉN-COÑO-ME-MANDARÍA-A-MI? Una película sobre un futbolín animado con todos los putos clichés sobre fútbol y encima locutada en argentino. Se nota que la sequía de largometrajes para críos está llegando a mi vida y estoy rascando el fondo del cubo. no diré mucho más porque no lo merece, pero la película es una bazofia infumable pretenciosa y oportunista. Si la has visto te compadezco. Si has ido al cine a verla tienes todo mi desprecio.

ERNEST & CELESTINE (2013): ¡Cómo se nota cuando hay cariño detrás de una producción! En muchas películas y series estadounidenses se ríen de la pomposidad y de lo pretencioso de películas de animación europeas. Y mientras en las nuevas producciones europeas se pretende llegar al punto de Pixar. Entiendo que la pasta manda y que Pixar y Disney facturan millones, pero una película como Ernest & Celestine perdura más en la mente de mi hijo que todos los metrajes efectistas de la multinacional del ratón. Una historia preciosista, cargada de valores y con un trabajo de arte impecable detrás. Un auténtico cuento infantil y no un contenido para menores al uso es lo que puedes encontrar en esta película. Me encantaría que hubiera muchas más producciones de este tipo y que los estudios de animación encontraran algo más que una nominación a un premio para tomarse historias así en serio. Si no la habéis visto os la aconsejo, y si aún no habéis visto El malvado zorro feroz, también os la aconsejo. Los franceses nos llevan años de ventaja, como siempre.

TEEN TITANS GO! LA PELÍCULA (2018): Nada nuevo bajo el sol. Esta película no es más que un capítulo largo de Teen Titans Go!. Para mi es una serie esencial en la parrilla televisiva infantil. Obvia cualquier conexión con el universo DC salvo alguna referencia y los personajes y lo lleva a un punto de locura y experimentación digno de otras producciones. En este caso la película va un pelín más allá e incluyen cambios en la animación, referencias para papá y mamá y muchísima acción. No es una película sobresaliente pero es delicadísima y divertida. Si tu enano (o tú) es fan de la serie seguro que disfrutarás mucho, y si es tu primera toma de contacto con la serie, BIENVENIDO.

Despendientes – Junio 2020

Despendientes – Junio 2020

Despendientes

SERIES

COMMUNITY 2T (NETFLIX): No está nada mal. Parece que esto se mantiene, aunque la puta manía de romper la tensión sexual entre personajes protagonistas termine enturbiando todo. Es curioso como ese momento se ve recogido pro el propio personaje encargado de llevar el hilo conductor. Abed dice claramente que algo ha cambiado y efectivamente es así. Aunque hay episodios brillantes se nota ya el descenso de calidad paulatino en la serie. Quedan 3 temporadas por delante y me temo lo peor. Ya he visto que el personaje de Chevy Chase se larga en el último capítulo. El mágico equilibrio que se establece entre personajes antagónicos se va resquebrajando y terminará mucho peor. Mi completismo me hará terminar con esta serie a la fuerza, y espero reírme mucho pese a los capítulos insulsos llenos de moralina. Por favor, si no va a ser rápido que sea sin dolor.

DOROHEDORO 1T (NETFLIX):
Maravillado. Así me quedé cuando, al abordar sin intención de ver una obra sobresaliente, una serie de animación algo acartonada (de esas que tan baratas les sale a Netflix) me reventó en la cara una serie con algo especial muy difícil de describir. Es cruda e irreverente, como a mi me gusta. Con sorpresas y risas, como a mi me gusta. Con una estética muy cuidada y con finísimas referencias a personajes e historias populares, como a mi me gusta ¿Por qué hay algo que no me termina de encajar? ¿Sería el tipo de animación? ¿Sería que lo vi en japonés subtitulado y no estoy acostumbrado a ver series de fondo en versión original subtitulada? No lo sé, la verdad. Lo que sí es cierto que me ha encantado y que estoy deseando ver una segunda temporada.

BAKI P3 (NETFLIX):
Tan mala como hipnóticamente ridícula. Me juré a mi mismo no ver esta serie, pero es que no me la puedo tomar demasiado en serio y el argumento es tan mierda que puedo dejarla como ruido blanco de fondo. Hay cosas que no se sostienen pero no es porque los guionistas sean rematadamente malos, sino que se debe a que el publico objetivo es ese preadolescente emocionado con las luchas y los músculos. Ese niñato que se imagina pegándole palizas a sus bullyies, que busca el videojuego más sangriento, la película más bestia y la serie de animación perfecta para dejar salir esa violencia incontenible que lleva dentro sin hacerse más daño que a si mismo. Esta serie puede que no sea la más exquisita, pero sí es la más adecuada para su público. Si la ves con esos ojos puede que te la puedas tragar sin morir en el intento. No negaré que posiblemente vea más temporadas preguntándome qué coño estoy haciendo. Y quien quiera blandir esta serie en mi contra le preguntaré si disfrutaba mucho viendo Bola de Dragón, Caballeros del Zodíaco o He-Man.

PADRE DE FAMILIA 17T (NETFLIX):
Ya lo habré dicho más veces, pero es necesario no darle la espalda a quien te ha hecho reír antes. Si una serie como Padre de Familia me ha arrancado alguna lágrima le debo el beneficio de la duda. La oportunidad de redimirse de chistes zafios y faltos de chispa que buscan la risa del que busca desde la falta de gusto el chiste más fácilmente hiriente. He visto la temporada completa y me ha arrancado una sola risa. No me arrepiento de nada.

THE BOYS 1T (AMAZON PRIME VIDEO):
Después de la quema de series de superhéroes de Marvel que sufí en Netflix y de pasar por el bálsamo de Umbrella Academy, abordé esta serie con cierto escepticismo. No hay mucho que pueda ofrecer este formato, pero tiendo a darle siempre una oportunidad por pagar mi deuda con mi yo adolescente que gritaría si tuviera a mano series de estos tema. Para mi sorpresa disfruté muchísimo. Humanizar a los superhéroes hasta arrastrarlos por el barro y que se toquen a veces con su extremo como supervillanos es algo que me gusta mucho. Me recordó a un Watchmen más gamberro y menos sombrío. El casting es excepcional y no puedes evitar ver en Patriota a ese jefe que te has cruzado en tu existencia y es un capullo con buena prensa. La gocé tanto que se me hicieron cortos los capítulos de la primera temporada. por suerte he tardado mucho en verla y la siguiente temporada está a la vuelta de la esquina. La devoraré en cuanto tenga la oportunidad.

SERIES

LA FIESTA DE LAS SALCHICHAS (2016): Apostaría algo a que esta gamberrada carísima no ha sido rentable en absoluto. me recuerda a las típicas fantasías cinematográficas de un grupete de adolescentes puestos hasta el culo de maría. Un cúmulo de chistes sobre dios, razas y sexo perpetrados desde lo más profundo del puff del sótano de Seth Rogen. Una visión ridícula y cruel que no me ha arrancado ni una mísera sonrisa. Bastante predecible y con juegos de palabras que supongo que se perderán en la traducción. Ahora me pregunto que por qué coño la habré visto si ni si quiera me atraía, pero hete aquí el sentido de por qué las listas de cosas por ver no se pueden alargar demasiado. Hace un año justo que empecé esta sección y no aprendo de mis errores. Supongo que no habrá nadie al otro lado de estas líneas que estoy escribiendo, y si lo hace no da señales de vida. Así que seguimos al lío.

DOCUMENTALES

PARCHÍS: EL DOCUMENTAL (NETFLIX): Al igual que ver superhéroes me reconcilia con el adolescente que fui, este documental se lo debía a mi yo infantil. Crecí en medio de la vorágine del fenómeno Parchís y en esa época de nostalgia de los inicios de Internet no era raro que mis búsquedas fueran sobre este grupo. no por ser un fan incondicional, sino por esa sensación de poder recuperar algo del pasado con tremenda facilidad. Ver este documental me ha aportado algo nuevo. Una visión como adulto y padre de ese tremendo éxito. La responsabilidad, las enseñanzas, las triquiñuelas empresariales y demás habrían sido algo que pasara por alto hace unos años y ahora ese contenido gana peso. El documental no pasa de recoger las opiniones y vivencias de unos y otros. No es demasiado amarillista ni hiriente, pero me deja momentos brillantísimos como que tino se fumaba sus cigarros y sus cubatas en plena gira. Pero por encima de todo está el testimonio de el manager de Parchís cuando empezaron. No puedo identificarme más con ese señor ya entrado en años que se cagaba en la calavera de los putos niños días sí y día también. Sus palabras parece que evocan cierta nostalgia, pero seguro que no firmaría de nuevo pro vivir aquel calvario.

Despendientes – Mayo 2020

Despendientes – Mayo 2020

Despendientes

SERIES

GLOW 3T (NETFLIX): Una vez más sucumbo a esa sensación de que algo bueno se desinfla. En esta tercera temporada hay momentos excepcionales, pero en general esta serie se va a pique. Para mi gusto abandona a los personajes principales y ni siquiera se justifica dándole más peso y calidad a los secundarios. Es una pena porque me las prometía muy felices cuando comencé a ver esta serie, pero ya adolece del síndrome de Ted Mosby: una protagonista que repentinamente se aleja de su objetivo cuando está a punto de conseguirlo en varias ocasiones. Llámalo morir de éxito o estirar el chicle, pero va a hacer falta un chute de buenos guiones para que esto remonte.

GHOST IN THE SHELL: SAC_2045 1T (NETFLIX): Había dejado esta franquicia por imposible de superar tras Stand Alone Complex. Después de aquello hubo película de imagen real y otras fantasías, pero no he vuelto a retomar hasta esta nueva vuelta de tuerca de mano de Netflix ¿Ha sido porque notaba su ausencia o pretendía que mejorara sustancialmente? No. Ha sido básicamente porque sigo a Ilya Kuvshinov en Instagram desde hace tiempo y me ha fascinado su diseño de personajes para esta adaptación. Evidentemente la animación no refleja todo lo que esta autora aporta, pero su esfuerzo no ha sido en vano. Las primeras misiones me aburrieron porque confirmaba lo que ya temía. Efectos especiales y peleítas. Todo lo que el fan pajero deseaba. pero en los sucesivos episodios me fui reconciliando un poco. El episodio del atraco al banco me pareció con más miga que el resto y el diseño del hacker en los últimos episodios me parecieron tremendos. Estoy deseando que vengan los siguientes capítulos porque no sé con qué me van a sorprender, pero espero que sea siempre para bien. Tampoco espero demasiado de una serie donde unos personajes tan gregarios como los Tachikomas se comen cualquier otra presencia en escena.

SOUTH PARK 22T (NETFLIX): Parece que me voy a hacer un experto en series de largo recorrido. En este caso ya va la temporada 22 en South Park y sigue habiendo mucho y positivo. Al principio de la temporada no esperaba mucho de ella, pero conforme fue avanzando hubo puntos muy interesantes. Es curioso cómo de lo local se puede ir a lo global. El uso de los patinetes es el mismo en Estados Unidos que en una ciudad de España. Los seres humanos terminamos siendo escoria caguemos donde caguemos. En general la temporada es flojucha, pero tiene momentos muy brillantes que salvan la situación. Esperemos que siga al alza en la temporada 23.

COMMUNITY 1T (NETFLIX): Me recomendaron esta serie por activa y por pasiva y no les hice caso. He visto y disfrutado de las actuaciones de sus protagonistas por separado y seguí sin verla. Me la pusieron en todas la putas plataformas de streaming que tengo y la esquivé sin más. Pero ha llegado el día. Me he tragado la primera temporada y, si la cosa no se enturbia, pienso hacer lo mismo con las restantes. El casting es excelente, el hilo conductor es bastante sólido y los secundarios suben muchísimo el octanaje de la serie. Sospecho que voy a disfrutar muchísimo de su visionado y que me pegaré un batacazo enorme cuando la tensión sexual de los protagonistas se resuelva y todo sea soso y moralista.Ojalá esto pase sólo en la última temporada. Ojalá. Por favor. POR FAVOR.

DOCUMENTALES

AMERICAN MEME (NETFLIX): Pensaba que este iba a ser un documental sobre los maravilloso que es Internet y la libertad de atraer las miradas a las chorradas que se les ocurran a unos pocos. También podía imaginar que se trataba de una mirada humana y buenista a las vidas de influencers, e incluso a una cargada de mala baba y rencor. Pero hete aquí mi decepción. Es un término medio completamente vacío y falto de chicha. Son solo vidas de personas a las que les va bien y luego no. Nada más lejos de la realidad de cualquier humano medio, pero con millones de seguidores que radicalizan sus reacciones. No admiro ni detesto a estas personas, pero está claro que la fama les ha bendecido y maldito a la vez. No necesitaba un documental para saber que se cagan en su puta vida. Lo que sí me ha gustado es que en el caso de Britanny Furlan, que ya al final del docu resulta que se casa con Tommy Lee. Es una ridícula manera de demostrar que los youtubers de hoy se acercan demasiado a lo que eran los iconos del faranduleo y del corazón. Son personas simples con exceso de atención.

Despendientes – Abril 2020

Despendientes – Abril 2020

Despendientes

SERIES

Mientras miles de personas se ponen al día con su lista de series y libros pendientes para distraerse mientras pasan las horas de confinamiento, yo no he tenido apenas tiempo de sentarme tranquilamente. En ese puñado de horas sólo he podido exponerme a contenidos facilones, pero aquí me tenéis un mes más. No ha sido el abril más prolífico ni tampoco el más entretenido.

MAKING THE CUT 1T (AMAZON PRIME VIDEO): Prosigo mi periplo por todos los concursos de moda. Esta vez reencontrándome con viejos conocidos Tim Gunn y Heidi Klum, de Project Runaway y en esta ocasión en Amazon Prime Video ¿Cuál es la diferencia? En esencia que el gigante que es Amazon está detrás de todo. Para empezar un millón de dólares de premio y al venta de sus productos a través de su propia tienda. La otra diferencia es la calidad de las imágenes. Se nota de lejos la panoja. Todo está filmado impecablemente, viajan a ciudades clave para trabajar en estudios de puta madre y tienen estrellas e influencers de talla internacional como Naomi Campbell. No han escatimado en gastos y se nota. Lo que también se nota es que el mercado está saturado de concursos de este tipo y los concursantes apenas tienen el jugo que los de posibles primeras ediciones. Estoy convencido que los grandes concursos de talentos deberían celebrarse cada cuatro años para que a los que se han quedado en el camino les de tiempo de mejorar y que el talento emergente sea lo suficientemente destacable como para medir sus fuerzas con los que tienen la experiencia a favor. Desde aquí mi petición para que todos estos concursos sean lo más parecidos a los Juegos Olímpicos… Y ya que estamos Eurovisión TAMBIÉN.

BROOKLIN NINE-NINE 3T-5T (NETFLIX): Sin darte cuenta y con el devenir de las temporadas te encajas en la quinta y ni te has dado cuenta y eso es bastante jodido. En una misma sesión pasas de partirte el culo con un gag a querer apagar la tele y echarte a dormir con lo que parece el mismo chiste. Los personajes están muy bien trazados pero recaer una y otra vez en las mismas aristas no hace más que daño al visionado en general. Esos diálogos mordaces quedan romos del uso y las situaciones hilarantes ya no sorprenden. Entiendo que es un problema clásico de las series de comedia tras muchas temporadas, pero debe ser justo aquí cuando los secundarios deben tirar del carro. Esperaba más de grandes cómicos que han pasado sin pena ni gloria por la serie con la fe de que me volvieran a enganchar. A día de hoy pienso tragarme más temporadas, pero todo indica que irá a peor. Ojalá no a demasiado.

NORAGAMI 1T-2T (NETFLIX): Me he sentido sorprendentemente cómodo con este anime. No es forzosamente complejo ni del todo ridículo. La trama con los dioses y los tesoros sagrados me convence, y hay mucho de adolescencia y clasismo en su discurso. Los personajes no tienen un fondo tremendo, pero tampoco les exijo demasiado. Las dos temporadas han caído sin sentir. La animación no está nada mal e incluso ma música y los openings se dejan tratar. No la recomendaré demasiado pero estoy abierto a ver nuevas temporadas.

MY HOTTER HALF 1T (NETFLIX): En serio, los ingleses están obsesionados en demostrar que están buenos. No esperaba demasiado cuando opté por verla, pero es que es lo mismo de lo que ya estaba huyendo. Básicamente es Operación Estilo (100% Hotter) pero en versión parejas y concurseo. Incluso la parte de asesoría queda eclipsada por la parte de salseo y competición. Deprimente. Evitadlo como a un tipo tosiendo en el transporte público.

Despendientes – Marzo 2020

Despendientes – Marzo 2020

Despendientes

SERIES

OPERACIÓN ESTILO 3T (NETFLIX): Reality en clara decadencia. Estamos más que acostumbrados a que sobar hasta el aborrecimiento cuando un formato parece que funciona. En este caso no era complicado terminar cagándola. Los conductores del programa se convierten más en personajes que en profesionales y todo se convierte en una especie de astracanada ridícula. Lo que en un principio prometía ahora se va a pique. Si puedo evitarlo no estaré frente a la próxima temporada.

NEXT IN FASHION 1T (NETFLIX): Tras varias temporadas viendo Maestros de la Costura en TVE, y asistiendo a su clara decadencia, estaba bastante reticente a afrontar esta versión. me tuve que meter mis prejuicios por el culo porque, aunque la mecánica es muy parecida, estamos hablando de que los participantes no son aficionados, sino profesionales del sector y encima de varios países. Esto le da una nueva dimensión al programa y, salvo el marujeo habitual, todo es mucho más rico y llevadero. los conductores del programa hacen genial su trabajo y no parecen impuestos. Estoy muy abierto a la siguiente temporada.

BROOKLIN NINE-NINE 1T-2T (NETFLIX): Estoy contento de haber encontrado una comedia ligera tan bien equilibrada. Se nota que la primera temporada es buena y que no continúa mal cuando veo que hay 5 temporadas ya preparadas. Seguro que en algún punto esto se desinfla, pero hasta entonces estoy disfrutando de ella. Buen reparto y gags sencillos y bien ejecutados. Muchas referencias a series policíacas y personajes tradicionales. Veremos a dónde nos lleva todo esto.

PARADISE POLICE 2T (NETFLIX): No era necesario pero se volvió a hacer. El exponerme de nuevo a semejante bazofia hace que me pregunte si lo de mi completIsmo es sano. Los chistes zafios y sin gracia intentando ser provocativos e irreverentes aburren hasta decir basta. No gastaré demasiado tiempo más viéndola (espero) y tampoco comentándola. No la veáis, por Dios.

PADRE DE FAMILIA 17T (NETFLIX): ¿No estás harto de beber café todas las mañanas? pues eso. EL café lo puedes tomar con una u otra marca de leche o tipo de azúcar pero todas las mañanas te calzas uno por pura rutina. Padre de Familia es eso. El recuerdo del subidón que te dio la primera taza. Lo puedes dejar cuando quieras pero no quieres pese a saber que no te beneficia en absoluto.

 

PELÍCULAS

HARU Y EL REINO DE LOS GATOS (2002): Aunque no tenga el encanto de las películas clásicas del Estudio Ghibli, no deja de ser un auténtico derroche de creatividad que apresta a cuento clásico. Muchas trazas de Alicia en el País de las Maravillas, Pinocho, etc. se entrecruzan con el imaginario oriental en una animación muy limpia. En ocasiones demasiado. Aunque la historia se cierra y deja buen sabor de boca te da la impresión de que quedan muchos cabos sueltos y que la película sólo ha rascado la superficie de lo que podría haber sido. En cualquier caso ha sido una delicia verla.