Spotify – Nipop

Spotify – Nipop

Spotify

Una de las cosas más maravillosas que tiene la música es que se pude colar por los recovecos de tu memoria para reinterpretar lo que consideras normal. Para mi, escuchar música en japonés es como redescubrir música que parece que estoy escuchando de toda la vida con nuevas melodías. Por eso empecé a hacer esta playlist en Spotify y la bauticé como Nipop.

¿Habéis escuchado o leído alguna vez a alguien decir «envidio a la gente que nunca ha escuchado este disco (canción o artista) porque me encantaría poder volver a escuchar esta música por primera vez»? Pues algo así me pasa con la música en japonés. Cuando escucho pop de los 80s o funk de los 70s me parece estar descubriendo por primera vez a Diana Ross, Earth Wind and Fire o Marvin Gaye. Puede que con melodías nuevas, voces distintas o una sonoridad diferentes, pero esa es la sensación que me transmite. y es muy agradable.

Comencé la Nipop con la idea de abrirme a artistas japoneses que hicieran música parecida a la que escuchaba en ese momento. Pero la cosa derivó a un gusto por la Electrónica, el City Pop y una tendencia a lanzarme de artista en artista escuchando sin prejuicios como Tarzán columpiándose por la jungla de liana en liana.

Os recomiendo que hagáis los mismo. Abrid vuestra mente a sonoridades nuevas y todo un abanico musical se os mostrará. Puede que escuchar esta playlist sea el principio de vuestro viaje personal por la música nipona. he intentado agrupar las canciones por artistas y género, por si os sirviera para comenzar vuestra investigación.

Para escuchar Nipop pulsad sobre ESTE ENLACE o buscarlo entre el resto de mis playlist en mi perfil de Spotify.

Spotify – Galojuin

Spotify – Galojuin

Spotify

Jálouin, ayobin, elobuin,… Nuestra habilidad de celebrar Halloween como Dios manda es directamente proporcional a nuestra capacidad de pronunciar bien la palabra. Puede que para muchos sea motivo de una profunda vergüenza ajena, pero para mi es una seña de identidad. En España Halloween debe acercarse más a una despedida de soltero que a un despliegue navideño. En parte he querido reflejar esto en mi nueva playlist de Spotify: GALOJUIN.

Aquí todo tiene que ser como sale en las películas, pero más barato, ruidoso, alcoholizado y apolillado. No verás a la mayoría gastándose un pastón en su disfraz. Verás caras manchadas con ceras Manley y la ropa que puedan encontrar en un baúl de casa de sus abuelos. En Estados Unidos verás grandes fiestas en casas con decoración fantasmagórica. Aquí verás a fantoches de botellón pillándose un ciego de muerte co el licor más barato que encuentren. Aquí no se cuentan historias de terror, sino batallitas de la mili.

Todo es un fiel reflejo de las costumbres norteamericanas, pero reflejadas en el tapacubos del Seat León de un cani que ha hecho trompos en el aparcamiento enfangado de un puticlub.

En Galojuin encontraréis temas clásicos de Halloween, pero también caspa patria, grupos infantiles y momentos de empujones en un pogo para acabar medio K.O. entre las sábanas de raso de un motel de carretera con un donante anónimo de clamidia. 75 canciones que cualquier ginecólogo desaconsejaría.

Si queréis disfrutar de tan exquisita experiencia pulsas sobre ESTE ENLACE y echaos a temblar durante cuatro horas y pico. También podéis ver otras listas temáticas que tengo en abierto en mi perfil de Spotify. A ver si alguien toma nota del desastre provocado y volvemos a celebrar el Día de todos los Santos como está de Dios.

Spotify – Patadas en el culo

Spotify – Patadas en el culo

Spotify

Mucho se ha hablado del poder curativo de la música o su capacidad para calmar a animales y personas. Todos esos usos son muy loables, pero palidecen ante la capacidad de que te pongas música y dejes la casa como los chorros del oro en lo que dura una película de las malas de Antena 3 SIN  ANUNCIOS. Justo para eso creé mi playlist: Patadas en el culo.

Podría contaros que intentaba hacer una selección de temas de manera armónica para aumentar mi productividad, estabilizar mis biorritmos o alinear mis chacras, pero no. Seleccioné canciones que me pusieran un petardo en el culo y me hicieran limpiar la casa folladísimamente, ya fuera por el ritmo o por la carga épica y energética de las canciones.

El caso es que pasé de limpiar la casa al completo de 5 horas a 3 y media, y eso es maravilloso. Hay quien se cuestiona si dedicar tiempo y esfuerzo al arte es más o menos útil que hacerlo en investigación científica o en socializar. Desde aquí (que no me lee ni Cristo) os digo que sól0 por esa horita y media que me ha hecho ganar, es para comerle los huevos al puto Johan Sebastian Bach.

Gracias por la música (que nos hace mágicos) y gracias por los temarrazos que he logrado recopilar en Patadas en el culo por hacerme pasar la fregona a la velocidad del sonido.

Si queréis alcanzar la gloria como yo poséis echarle un oído a mi playlist en ESTE ENLACE y pillarla de base para implementar vuestras propias canciones para elaboraros la lista que hará que Don Limpio parezca un hippy desarrapado a vuestro lado. Para más momentos musicales podéis echar un vistazo a las playlist que tengo en abierto en mi perfil de Spotify.