Es complejo

Es complejo

Opinión

No te conozco personalmente (creo), pero estoy seguro de que eres consciente de la dictadura de «lo normal», de lo absurdo de perseguir tener en un «cuerpo ideal» que se ajuste a la moda imperante y de que no puedes vivir buscando la aprobación o la admiración de cualquier otra persona que no seas tú mismo. Pero entonces ¿Por qué se te hace un mundo cambiar a la ropa de verano o mostrar tu cuerpo en la playa? No es fácil explicar por qué nos sentimos así. Es complejo.

No conozco a ninguna persona que esté completamente satisfecha consigo misma. Todos tenemos algo de lo que nos avergonzamos en mayor o menor medida. A la vez todos somos conscientes de nuestras vergüenzas y sabemos a ciencia cierta que no deberían limitarnos como personas. Que vengan a decirnos que «la belleza está en el interior» no es más que un motivo más para sentirnos mal.

Como veréis, estoy hablando en primera persona. Yo mismo confieso que no ha habido un verano en mi vida que no haya sentido un nudo en la garganta al quitarme la camiseta en una piscina o en el que que busque desesperadamente un cojín para ocultar mi barriga si me siento en un sofá. Soy un señor de mediana edad, calvo, fofo, introvertido y paliducho, pero eso no es ninguna novedad porque llevo siendo así desde que era adolescente.

Siempre me ha faltado pelo donde debería y me ha sobrado donde no. Pasé de ser un niño gordo a un postadolescente con unas estrías que jamás desaparecerían por mucho que adelgazara o me embadurnara de cremas. No soy capaz de mostrarme abierto y comunicativo a la primera de cambio y se me olvidará tu nombre en cuanto nos presenten. Siempre he bajado la mirada cuando me he cruzado con alguien que me atraía y me arrepiento de cada una de las palabras que no dije cuando llego a mi casa después de hablar con la gente que me gusta. Como defensa me escudo en mi sentido del humor y en un intento vano por controlar las situaciones, pero mis problemas de autoestima me empujan siempre a una mala relación con la comida y a una insatisfacción constante que me tiene al filo de la depresión. Soy plenamente consciente de ello.

Igualmente soy consciente de las soluciones. Ir a terapia, incorporar hábitos saludables fácilmente abordables en mi rutina diaria (como comer sano y hacer un ejercicio suave), establecer relaciones naturalmente abriéndome a las personas sólo hasta donde me encuentre cómodo, aceptar que este es mi cuerpo y que lo debo amar y cuidar por todo lo que me hace sentir, etc. Pero, si tengo la cabeza bien amueblada y soy consciente de mis problemas y sus soluciones ¿De dónde vienen estas dudas?

Hoy en día, los inseguros como nosotros, estamos en un fuego cruzado de mensajes. Por una parte está toda la maquinaria capitalista que nos quiere vender prendas de vestir con tallas inhumanas, alimentos light, bonos de gimnasio o maquillaje. Por la otra está la misma maquinaria capitalista pero disfrazada de amigo preocupado y que bombardea igualmente con libros de autoayuda, geles para cuerpos diversos, productos bio, aplicaciones de mindfulnes o moda minimalista, vegana, respetuosa y sostenible. Nosotros estamos justo en medio sintiéndonos como imbéciles por no estar seguros de ser nosotros mismos, pero con una promesa soterrada de que debemos ser «mejores personas» (consumiendo, claro está).

La gente™ (cualificada o no) te dirá que es por culpa de tus complejos: complejo de gordo o de delgado, complejo de calvo o de peludo, complejo de ser muy blanco o de ser demasiado moreno, complejo por tener un acento u otro, complejo por ser más o menos carismático, por ser distinto o del montón, por tener más o menos dinero… pero no puede ser tan simple. De ser tan fácil etiquetarlo y conociendo cómo solucionarlo, lo habríamos superado hace años.

Si estamos y somos así no es sólo culpa de nuestros complejos, es por algo más complejo.

Ahora pensarás que te voy a dar la respuesta. Que tras años de acomplejado oficial he visto la luz y estoy escribiendo esta parrafada para compartir con el mundo mi solución milagrosa. Incluso puede que pienses que este artículo es una sucia estratagema para venderte un ebook o promocionar un nuevo podcast, y así cerrar el círculo capitalista del buen rollo. Pero te equivocas.

Hace un par de días pude ir a la playa. No había demasiada gente y, mientras mi mujer y mi hijo corrían hacia el mar, yo me quedé de pié paralizado por unos segundos antes la idea de descubrir mi torso. Miré a mi alrededor y había personas de todas las edades y con muchos tipos de cuerpos. Me quité la camiseta como quien se quita una tirita. Después pasé la mitad de la tarde intentando no pensar en que alguien me estaba juzgando, pero la otra mitad pensando en que posiblemente la mayoría aquellas personas habría sufrido el mismo mal trago delante del espejo de su casa, en la cola de un probador o quizás en aquella misma playa. Por eso decidí escribir este texto.

Aquel día no me sentí mejor ni me miré al espejo con otro talante, pero sí fui consciente del tremendo peso de la culpa. Lo que quiero decirte es que si te sientes inseguro con tu cuerpo pese a ser consciente de que se puede resolver y de cómo hacerlo, no es exclusivamente culpa tuya. Haz lo posible por no cargar además con el lastre de la culpa ajena. Puede que no solucione tus miserias personales, pero seguro que no las empeora.

No te puedo asegurar que yo mismo lo logre, pero voy a intentar con todas mis fuerzas no martirizarme pensando en que no hay factores externos que condicionen mi comportamiento o mi manera de ser.

En cierta manera nos empujan a tomar una actitud egocentrista porque nos vemos obligados a encajar como sea en nuestro entorno. No digo que seamos exclusivamente víctimas de la deriva, pero que no nos hagan cargar con todo el peso de esta mierda. Somos seres sociales y una buena parte de cómo somos es consecuencia de decisiones a nivel global.

Hay que ser conscientes de que como individuos tenemos un límite de acción, y que podemos ser parte de un movimiento colectivo que puede (o no) suponer un cambio. Pero también seamos sinceros, lo máximo a lo que podemos aspirar en un primer momento es a no sentirnos incómodos nadando en estas aguas tan turbias.

Si compartir es vivir, no seas egoísta y comparte su trozo de culpabilidad correspondiente con corporaciones, gobiernos, culturas, religiones y demás. Seguro que tus «kilos de más» a ellos nos les pesan tanto como a ti.

Society6 – Hijoputa

Society 6 Tienda online

“Este diseño representa exactamente lo que tú eres: Un cabronazo lleno de dulzura y estilo”. Esas fueron las palabras que mi buen amigo pronunció y que hicieron que este Hijoputa se convirtiera en una de mis piezas más representativas.

La empecé aplicar en muchos soportes, pero resulta que aún no me había convertido en “El otro Samu”. Esa parte más ácida seguía en la retaguardia y sólo salía cuando me sentía en familia. En mi espacio de trabajo y en mis expresiones públicas no dejaba que ese humor jodidamente retorcido asomara el morro.

Más tarde comencé a trabajar en tiras para Ojodepez Fanzine, y decidí que ese debía ser el sitio donde me mostrara tal como soy. Así comencé a firmar como El otro Samu, y no pude ocultar mi verdadera faceta nunca más.

El tiempo fue pasando y de Ojodepez saltamos a Adobo, que era (aún más si cabe) fiel reflejo de este tipo de humor con el que tanto me identificaba. Estar a caballo entre lo absurdo y lo turbio era mi lugar feliz. Así que, en cuanto tuvimos la necesidad de crear un merchandising de Adobo propuse una el diseño para la camiseta de Hijoputa.

Para mi sorpresa todo el mundo pareció encantado y en cuanto las pusimos a la venta empezaron a volar las tallas más comunes. A día de hoy sólo quedan algunas de ellas en stock, y ese diseño quedó en la mente de muchísimas personas que se quedaron con la miel en los labios porque no encontraban su talla.

Ese día ha terminado. Ha llegado la hora de que todos tengan acceso a este diseño. Para ello he hecho las adaptaciones pertinentes a toda la ridícula gama de productos de Society6, entre la que se encuentra la icónica camiseta rosa.

Stickers, láminas, relojes, toallas y hasta putos muebles podrán ahora formar parte de vuestra vida si os animáis a hacer vuestro pedido a través de mi página en Society6 o echando un vistazo a los productos que he destacado en mi tienda online (tazas, posavasos y stickers). No olvidéis que aún queda alguna camiseta de Hijoputa original por si sois unos puristas.

Acordaos de que Society6 siempre tiene mil y una promociones para que os ahorréis un buen bocado de los gastos de envío. Por mi parte intento ponerlo todo bien barato, así que no me hagáis el feo y dadme todo vuestro dinero. Es lo mínimo que se despacha ¿No?

Society6 – Como brécol

Society 6 Tienda online

Dos años hace que abrí  tienda en de Society6. En este tiempo he tenido muy poquitas ventas, pero son más que suficientes como para empujarme a seguir subiendo ilustraciones y diseños para daros la opción a acceder a ellos si os gustan especialmente.

Hace un par de años hice una textura con vectores imitando formas orgánicas y arrugas para terminar dándoles un colorcillo verde. Al subirla a la tienda no tenía ni idea de cómo nombrarla, pero como parecía brécol la terminé llamando «Como brécol» (no de «comer», sino de «parecerse a»).

Aproveché el curso de Domestika que he terminado hace poco para convertirla en una trama y así poder extender esas adorables arruguillas hasta el infinito.

El diseño me recuerda un poco a un logo que hice hace tiempo para una agencia de publicidad con textura de «pellejonabo». No lo aceptaron, pero a juzgar por la catadura moral de sus integrantes le hubiera venido de puta madre.

El caso es que ya podéis pillaros alguno de los innumerables productos que hay con esta texturilla. Podéis verlos todos en mi tienda de s6 o en los productos destacados (cojín y camiseta) en mi tienda online.

No olvidéis dos cosas: la primera es que en S6 hacen muchos descuentos y que al final os sale a cuenta pagar los gastos de envío en los productos más baraticos, y la segunda es que comáis mucha fruta y verdura para manteneros sanos y con energía para cotizar.

¡A COMPRAR YA HOMBRE YA!

Society6 – Psicotótem

Society 6 Tienda online

Llega de nuevo el día en el que vuelco alguna de mis ilustraciones clásicas en forma de piezas absourdamente variadas en mi perfil de Society 6. Podéis echarles un ojete allí mismo o ver un par de ellas (stickers y pósters) que he seleccionado para mi tienda online.

Esta vez aprovecho la coyuntura y quiero romper una lanza en contra de la estigmatización por asistencia psicológica. Que vayas a un psicólogo o una psicóloga no significa que estés de la puta cabeza, sino que sencillamente necesitas tener una mejor salud mental. El pensar lo contrario es una gilipollez tan grande como la creencia de que las chicas que vestían bragas negras eran unas busconas. Liberémonos de esa mentalidad de catetos y normalicemos ir a consulta psicológica tanto como ir a la de medicina general.

Al hilo de esto he decidido usar la ilustración «Psicotótem» para la nueva serie de productos en Society 6. Esta ilustración la realicé para el fanzine Burlesque en 2010, y me encantó porque fue una manera muy sencilla de representar el psicoanálisis. Un tótem formado por representaciones del ego, el superego y el id siendo talado por Sigmund Freud para acceder a la persona que sienta desnuda en lo alto. A tope de alegorías.

También he hecho un escudo con símbolos perfecto para amantes de la psicología (que lo entenderán mejor) y también una trama elaborada con las figuras que forman el Psicotótem.

Dicho lo cual viene la hora de que soltéis la panoja. Esta vez he querido destacar productos baratos para que los gastos de envío no os vacíen demasiado el boslillo. Aún así echad bien un vistazo porque siempre hay descuentos por primeras compras o por tipos de productos.

¡COMPREN AHORA!

Society6 – Miedo al fuego amigo

Society 6 Tienda online

De nuevo engroso mi catálogo de productos en Society6 con rescatando y adaptando diseños e ilustraciones que podréis encontrar en mi portfolio. Como siempre, podéis echar un vistazo a todas las piezas adaptadas en mi tienda en Society6 o viendo los dos productos destacados (mini art print y papel de regalo)en mi tienda online.

Esta vez he decidido usar la ilustración que realicé para el artículo de opinión Miedo al fuego amigo y que escribí para el blog de Colectivo Miga en 2018. Puede que haya sido uno de los artículos más jodidos que he escrito, ya que contaba mi experiencia personal con el continuo miedo a que te traicionaran otros profesionales del mismo gremio y te dejaran con el culo al aire. Tras su publicación recibí mensajitos de personas que se lo habían tomado como algo personal. Para que veáis cómo está la cosa de calentita.

La ilustración la realicé íntegramente en Adobe Illustrator, y me tomó un buen puñado de horas ir silueteando y reinterpretando un buen puñado de espadas y cuchillos para luego componerlos y apuñalar al monigote por la espalda. El trabajo mereció la pena porque la textura que dejan todas las armas juntas la ha convertido en una de mis ilustraciones favoritas. Si buscáis bien podréis encontrar entre toda esa maraña de cuhillas unas cuantas armas famosas. Ahí lo dejo.

Si te interesa, no olvides que Society6 hace descuentos continuamente y si haces cálculos y afinas los gastos de envío te salen baratos. Mientras estoy escribiendo esto están haciendo un descuento del 40% en decoración de dormitorio y baño ¿No te fliparía recrear Psicosis con unas cortinas de baño de esta ilustración?

¡Compradme algo, pardiez!

Society6 – Volcano

Society 6 Tienda online

Toca aportación a mi catálogo en Society6 rescatando y adaptando diseños de mi portfolio. Como siempre, podéis echar unvistazo a todas las piezas adaptadas en mi tienda en Society6 o viendo los dos productos destacados (reloj y riñonera)en mi tienda online.

En esta ocasión he decidido adaptar la pieza Volcano que perpetré para Cría Cuervos. Un magazine digital de una vida corta pero intensa y donde volqué algunas piezas en su primer número dedicado al huevo. Destaqué Volcano porque me parece una pieza versátil y muy icónica. también me encanta que las formas y los vectores sean tan puros. Puro concepto más allá de las florituras y el efectismo.

Es cierto que la pieza me ha salido muy patria y que, a día de hoy, me pensaría mucho mejor los colores. Pero me gusta mantenerla tal cual porque es parte de mi historia como grafista y respeto mucho el contexto en el que se realizó.

Ya sé que os che mucho para atrás el tema de los gastos de envío, pero echad bien un vistazo a los descuentos. En las láminas suele haber un 10% como mínimo y por primera compra también hacen un buen descuento. para algunas piezas incluso hay descuentos de un 30%. Ese dinero suele suplir los gastos de envío y, si las piezas no son enormes, puede interesaros adquirir algún producto.

…Y ya no sé qué decir para que me metáis dinero en los bolsillos.

Camisetas a nueve pavos

Camisetas a nueve pavos

Sin categoría

Me arden. Me queman las camisetas, aburridas en el altillo. Así que he tomado una determinación. He hecho una rebaja considerable de su precio y ahora las camisetas de 1000X0001 e Hijoputa valen 9€ + gastos de envío ¡NUEVE PAVOS, CHACHO! 3 eurazos de ahorro que podéis gastaros en pipas de calabaza o en un bote de colonia de marca blanca para prepararos un cubata la mar de original.

Podéis haceros con ellas (con las camisetas) en mi tienda online o contactando conmigo por cualquier vía para entregároslas en mano o si preferís un exótico tipo de envío o pack loco.

Junto a las camisetas os regalo una postal con un dibujete agradeciendo que me paguéis los vicios, una chapa y alguna que otra sorpresa más. Por nueve míseros pavos os doy abrigo, diversión, cariño y un motivo para que os agredan gratuitamente por la calle.

Haz click AQUÍ, AQUÍ, AQUÍ, AQUÍ o AQUÍ (pero no AQUÍ), y empezad a hacer hueco en vuestras carteras y armarios.

Contra el postureo, PosturEOS

Contra el postureo, PosturEOS

Proyectos Tienda online

Estamos dando nuestros primeros pasitos aún en el siglo XXI y parece que el ser humano ha mutado a una nueva raza de animales impermeables a la realidad. Estamos acostumbrados a unos códigos marcados por la vanidad y la necesidad de notoriedad. El postureo se ha vuelto en algo tan cotidiano que ya no nos damos cuenta de lo ridículo de su existencia.

Las redes sociales han pasado de ser un mero complemento a ser la gran piedra sagrada alrededor de la que giramos. Y lo hacemos con el turbio deseo de tocar la gloria durante unos segundos recibiendo nuestra palmadita en la espalda en forma de seguidores, likes, favs y o cualquier otro gesto que ni nos acerca físicamente ni nos llena el estómago.

¿Qué creéis que sentirán vuestro hijos y nietos cuando en todas las fotos que tengan de sus abuelos no haya ni una sola en la que no pongan morritos, saquen la lengua o enseñen algún dedo? Seguramente ellos tengan otras chorradas irrelevantes que llenen sus días, pero por un momento pensarán que se han perdido algo y que es muy raro que con tantos followers nadie fuera a vuestro entierro. El postureo no os habrá servido de nada cuando hayáis necesitado un abrazo de verdad.

A la vista de esto he unido fuerzas con La Vinileta para sacar una colección de camisetas en las que juguetear con este concepto: PosturEOS. En estas camisetas se podrá leer claramente una frase, pero oculta en un vinilo del mismo color que el tejido encontraréis la respuesta a la primera. De estas podremos hacer mil y una pero por ahora ya podréis encontrar en mi tienda online y en la de La Vinileta los dos primeros modelos: #nofilter y #trendingtopic.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y poco más. Si os ha gustado esta colección que combate el postureo podréis hacer la compra de manera sencilla o podréis compartirla con vuestros amigos y familiares. No olvidéis suscribiros, darle al Like, etiquetadme en vuestras publicaciones, activar las notificaciones para que recibáis todas nuestras novedades, dejadme al menos 4 de las 5 estrellas para que Google nos destaque y limpiaros bien los bajos si vais al médico o a la iglesia.

PosturEOS - Me gusto
Para celebrar que posturEOS es ya una realidad he hecho esta pequeña playlist de 30 canciones en Spotify titulada Me gusto y en la que juego poniendo una canción para coronarse como diva y a continuación otra para hundirte en la puta miseria. Una para desfilar por la pasarela y la siguiente para desfilar hacia la alacena y descargarla de comida basura mientras lloras desconsoladamente.

Team Vinileta

Team Vinileta

Proyectos Tienda online

Hoy os traigo una jugosa y emocionante noticia para mi y posiblemente para vuestros bolsillos. Tras una relación amorosa con La Vinileta (además de trabajar codo con codo son el brazo ejecutor del proyecto 1000×0001) hemos decidido colaborar de manera regular. Esto significa que yo les iré mandando diseños y vosotros los podréis ir comprando sin problemas de que falten tallas o modelos.

Sé que no os suena a gran noticia, pero para mi significa que voy a poder dar rienda suelta a mis chorradas para que las vistáis por la calle y no voy a tener que alquilar un trastero ni dejarme la pasta en acumular camisetas que me chupan el fluido vital cada vez que las veo.

El pistoletazo de salida ha sido con tres diseños que he ideado para tan magna ocasión y que llevaban pululándome por la cabeza unos meses. Paso a presentároslas.

Camiseta Feo - Hombre
Esta camiseta es todo un alegato a la comparación como figura esencial del humor popular. No conozco quien no haya escuchado eso de ¡Ereh máh feo qun frigorífico por detrá! (si no como emisor, como receptor del improperio). No hay humorista patrio que no admire el buen uso de estas composiciones muy por encima de cualquier puto refranero. Si todo funciona bien pretende ser una serie, así que dejaros los cuartos que yo ya me he dejado las neuronas y algunas horas de trabajo detrás de esto.

Camiseta "Yo reciclo" - Mujer
Yo reciclo es como si comprimieran todas las publicaciones sobre la reencarnación y el ecologismo y te las dispararan en el puto pecho. La mancha que dejarían tus vísceras sobre la camiseta blanca formarían esta ilustración. El reciclaje vital es una realidad desde que el mundo es mundo y tú sin saberlo. Nace, envejece, atraviesa muros y vuelta al lío.

Camiseta Amen - Hombre
¿Cuántas horas has dedicado a entrenar tu muñeca y tus manos para hacer el ayuken? Este que os escribe muchas. Pero seguro que desconocíais esa línea de comandos que hará que os hagáis con una victoria de proporciones bíblicas: UP – DOWN – LEFT -RIGHT – AMEN. Proclamad la palabra allá donde vayáis porque vuestra alma es pura y mi cuenta corriente un puto chiste. Si la quieres conseguir no la busques en tu parroquia de barrio, pulsa comprar y no te toques ahí abajo.

Todas estas camisetas las podréis encontrar en la web de La Vinileta y también en la tienda online de esta propia página (sí amigos, en esta página hay una tienda y posiblemente ni os habíais dado cuenta). Durante el proceso de compra os remitiré directamente a la página de La Vinileta, donde podréis finalizarla.

Sobra deciros que quiero que no os dejéis en los bolsillos ni una puta pelusa porque, evidentemente, algo de viruta me cae a mi. Sois buena gente y seguro que no me dejaréis morir en un callejón oscuro sin antes tapar mi cadáver con una de estas camisetas.

Yo tengo cristalino que no me van a ver más el pelo por una tienda física para que coloquen una camiseta regular que va a tener todo Cristo, y vosotros deberíais hacer lo propio. Hay que demostrar un poco de personalidad y es una ocasión perfecta para hacerlo. COMPREN

Domestika – Branded content y content curation

Domestika – Branded content y content curation

Domestika Proyectos

Empecé con cierto recelo este curso de Domestika, ya que no me gusta el concepto de marca personal cuando se aplica a un único profesional. Me resulta frío y poco sincero, pero enseguida supe captar que lo que realmente me aportaría valor de este curso no es ser consciente de un tono personal, sino de un sistema para generar y compartir contenido afín sin tener que dar palos de ciego para conseguir un objetivo.

Carla González y Eva Morell hablan de qué es branded content y content curation, que no viene a ser más que «contenido corporativo generado» y «contenido comisariado asociado». En esencia se trata de generar contenido interesante alrededor de tu marca personal (en este caso alrededor de mi mismo). A la vez analizar el contenido ajeno para que, al compartirlo, reafirmes tu identidad. Combinando estos dos recursos deberías conseguir tus objetivos como marca.

Si estás relacionado con el mundo de la creatividad siempre has debido compartir contenidos propios. Fanzines, ilustraciones, relatos, artículos, etc de tu puño y letra con los que puedes intentar ganarte la vida o simplemente crear una imagen en la mente de la gente como creador. Esto sería branded content.

Igualmente seguro que has compartido contenido ajeno recomendando películas que te han aportado algo, pasando una cinta o un CD con una selección de canciones que te gustan o le has pasado un blog de puta madre a un amigo porque te ha volado la cabeza y te has vuelto conspiranoico. Y esto otro sería content curation.

Ahora sí que sí. Lo interesante no es sólo tomar contacto con los términos, sino también saber cómo trabajar con ellos. Planificar las publicaciones, crear pequeñas campaña, seleccionar las herramientas más necesarias y los medios propicios para su difusión, etc.

Esto es lo que realmente me fue útil del curso Branded content y content curation para tu marca personal. Crear un calendario y escalar las comunicaciones para que la presencia en redes y en la mente de tu cliente potencial sea constante. Lo que intentamos es que el target diga «¡coño este tío no deja de hacer cosas de puta madre!» y «este cabrón está al día de todo lo que mola».

Para mi proyecto final decidí empezar a moverme con un par de campañas relacionadas con una pieza y con un producto. la primera fue Falocentrismo y la segunda las camisetas de 1000×0001. Una salía a la luz por primera vez y otra ya estaba en circulación. Si me seguís habréis disfrutado o sufrido sus lanzamientos y presencia en las redes, y ahora podéis verle las tripas a esas acciones.

Echad un vistazo a mi proyecto AQUÍ y puede que os aporte también alguna idea para vuestras propias miserias. También podéis pasearos por mi portfolio en mi perfil y ver algunos proyectos que he realizado para Domestika.