Despendientes – Septiembre 2019

Despendientes – Septiembre 2019

SERIES

QUEER EYE 2T-4T (NETFLIX): Está bien tener más entregas de esta serie. Irán por las transformaciones y los consejos de moda y estilo. Los personajes son variopintos e incluso hay ciertas sorpresas ¿pero es necesario buscar tan descaradamente la lágrima fácil? Me resulta algo molesto que se busque ese momento de agradecimiento a través de la pena y no de la verdadera alegría. Esa nota de amarillismo es la mosca que me jode la sopa.

KENGAN ASHURA 1P (NETFLIX): He hablado en otra ocasión del tipo de animación generada por ordenador y que se traduce en una animación menos fluida. Puede que en otros subgéneros no funcione, pero en este caso lo hace a las mil maravillas. Puede que sea porque estamos acostumbrados a relacionarlo con juegos de lucha, pero el caso es que no chirría en absoluto. La historia es una chorrada como un templo y la mayoría de los personajes vacíos y predecibles. Recuerda a Baki (Netflix), pero sin ese tono ridículo y surrealista. Perfecto para poner de fondo.

CANNON BUSTERS 1T (NETFLIX): Esta serie promete desde el primer segundo, pero se desinfla a marchas forzadas en los primeros compases. La resolución de los conflictos es demasiado parecido y los personajes que al principios parecen frescos se vuelven predecibles y estereotipados. Creía que iba asistir a una especie de Cawboy Beebop en un mundo épico y se queda en lo de siempre: luchas de robots gigantes.

DESENCANTO 2T (NETFLIX): ¿Tengo debilidad por las series de animación con mala prensa? No exactamente, pero sí es verdad que no exijo que se ciñan a los trazos de alguna otra serie de más éxito. Desencanto me sacó un par de sonrisas y yo no le pido más a una comedia. Los personajes son interesantes, la animación maravillosa y la banda sonora me encanta. Recuerdo cuando pasó lo mismo con Futurama. No espero que se vuelva una serie de culto, pero he terminado encontrándome de los personajes ¿Es mejorable? Sí ¿Me voy a rasgar las vestiduras porque no sea así? Nah.

ARRESTED DEVELOPMENT 4T-5T (NETFLIX): Me viene a la mente un posible James Dean octogenario paseándose penosamente por los platós y las producciones de baja ralea para conseguir estirar el chicle de los grandes papeles. Hay que saber decir basta cuando se está en lo más alto para dejar un buen sabor de boca. Dicho esto, estas dos últimas temporadas son prescindibles viendo el global de la serie, pero no se pueden ignorar a nivel de guión. La comedia fluye y se me escaparon algunas carcajadas. Si no hubiera visto estos episodios debido a las malas críticas posiblemente mi vida hubiera seguido igual de plana viendo series de más éxito pero que no me provocaran ninguna reacción. Eso sí, da muchísima rabia ver un final de serie tan bien atado a las tramas. Hasta parece que lo han ideado los productores para quitarse el muerto de encima.

PELÍCULAS

BABY DRIVER (NETFLIX): ¡Ahh! Hacía tiempo que no me cruzaba con una película del subgénero persecuciones y música. Hay muchas cosas que me gustan de ellas: las escenas coreografiadas, un montaje trepidante y sobre todo una intención clara de hacer sentir al espectador que vuela sólo con una selección exquisita de canciones. Esta película lo tiene todo para encandilarme y además hay una actor que también aparece en una de mis favoritas del género. Flea (el bajista de Red Hot Chilli Peppers) aparece también en The Chase (1994). En realidad hay mucho de 1994 en esta película. El reparto se sale de sus papeles habituales y resuelven muy bien. Detalles preciosos como las instrucciones del robo en verso, jugar con la musicalidad de los sonidos, la escena de la persecución a pie, una escena intensísima con Barry White de fondo. Además, yo también tengo un acúfeno y casi me vuelvo loco en ciertas escenas en las que han metido el mismo puto pitido que escucho 24/7/365. El mismo tono. La misma intensidad. Ojalá más sagas del tipo Baby Driver y menos del tipo Fast & Furious.

BLAME (NETFLIX): Vuelta a las andadas de nuevo con el tema de la tecnología y la humanidad. Da la impresión de que ya no quedan más maneras de extinguir la humanidad si no es por un virus o un ataque de las máquinas. En este largometraje (además de esa animación frameada que debe ser tan barata y que abunda tanto por desgracia) los personajes son crípticos hasta decir basta, pero mascando los estereotipos de siempre. Llega hasta tal punto que aburre la trama y lo que quieres es que termine de una puta vez la película. Así pues termino yo también mi reseñita. No merece la pena más.

Despendientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.