Dibujos enlazados: Faquir

Dibujos enlazados: Faquir

Ilustración Retos

Me hizo mucha ilusión cuando, el día 29 de abril, Eloy Domínguez se puso en contacto conmigo para colaborar en un proyecto. Llevaba unas semanas trabajando en retos como el de Comic de Puño o el de Six Fanarts para soltar la mano de cara a un trabajo que llevaba en la recámara un tiempo y me pareció buena idea no olvidarme de los vectores.

Se trataba de un cadáver exquisito bajo el nombre de Dibujos Enlazados que pone en marcha finales de mes Álvaro Reinoso y cuyas normas son estas.Dibujos enlazados - guíaConozco a pocos ilustradores vectoriales en mi entorno y es todo un placer que me tengan en mente cuando monten estas cosas. Previamente había pasado también por las manos de Alejandro Rojas y tras la aportación de Eloy me tocaba actuar rápido.  Así que tras pensarlo un poco me puse manos a la obra (ya que el plazo es sólo de 24 horas).

Siguiendo la temática circense estuve planteando varias alternativas, pero un concepto me vino cristalino a la cabeza: en lo que se refiere a vectores soy cono un faquir porque vivo el día a día soportando el dolor de trabajar con Adobe Illustrator cuando mi entorno natural es el Macromedia Freehand.Así que un par de bocetos después estaba encendiendo mi viejo Power Mac G4 y abriendo mi amantísimo Freehand MX.

Pese a ser un equipo antiguo y algo inestable y al no haber abierto el programa en años, todo fue a las mil maravillas. En unas horas el faquir estaba hecho y tan sólo tuve que exportarlo a Illustrator para que no diera problemas de compatibilidad al unirlo al resto de personajes.

Dibujos enlazados - faquirUna vez terminada la composición dudé en pasárselo a amigos o ilustradores que conozco de mi entorno, pero me detuve ahí. No me apetecía que un proyecto tan interesante en cuanto a poner en conocimiento a artistas que trabajan con vectores terminara siendo un glosario de los mismos 10 o 20 ilustradores sevillanos que aparecen una y otra vez en exposiciones, muestras, charlas y talleres. Esto debería ser un escaparate para dar a conocer a gente nueva tan apasionada por los vectores como yo.

En este tipo de trabajos colaborativos es importante explorar los límites y aportar a la pieza final algo de cada autor. En mi caso la contribución va más allá de este sencillo faquir soportando el dolor de sentirse desactualizado.

Así que, tras hablarlo con Eloy, decidí pasarle el testigo a Pilar Ayerbe. No conocía su trabajo, pero tenía la garantía de que Eloy pensaba que su estilo era sobresaliente. Preparé el archivo y se lo remití por correo para que continuase la cadena.

Tras su paso por las manos de María Calderón Vázquez, ink4soul, Salva de Marte, Luc Bueno Glez., Javier Martín Caba, Chirrikebstein Ilustración, Salmorejo Estudio, Miguel Ferrera, Sousa Ilustra, Korea Tres Delicias, Pilar Ayerbe, Ale Rojas, Aro Reinoso y yo mismo la pieza quedó así.
Dibujos enlazados - final

Reto fanarts – #SixFanartsChallenge

Reto fanarts – #SixFanartsChallenge

Ilustración Retos

Aún con el subidón de haber cerrado el #RetoComicPuño decidí abordar un nuevo reto en el que pudiera ahondar un poco en el uso de los colores y los personajes. Llevaba un tiempo viendo vía Twitter e Instagram un reto con fanarts, pero siempre ha sido un género que nunca me ha gustado del todo. Y es justo por eso por el que decidí abordarlo.

Así que anuncié por mis redes sociales que iba a afrontarlo y que me hicieran propuestas de personajes. La respuesta fue muy variopinta. La cosa fluctuaba entre los personajes del tebeo patrio y los frikis del faranduleo pasando pro el manga, los videojuegos y el cine.

Algunos ejemplos de ellos son Mortadelo, Frank Grimes, Chiquito de la Calzada, The Witcher, Arale, Krang (TMNT), Terelu Campos, Jessica fletcher, Goku, Mariñas, Ranma, Monkey D. Luffy (One Piece), Pepe Repe (Panini), Andrés Pajares, Buddy Bradley, Sasha Grey, Han Solo, Cañita Brava, Arturo Fernández o Beyoncé.

Finalmente me tuve que ceñir a las reglas para hacer la selección (sólo un personaje por persona y obligatoriamente de ficción) y este fue el resultado.

Reto SixFanarts: completo

La experiencia ha sido muy interesante, ya que conocía a la perfección a los personajes, y lo que he pretendido es darles una visión personal (aunque en algunos la interpretación es bastante literal).

No descarto hacer de nuevo algunos fanarts de personajes que yo mismo haya seleccionado para alguna pieza futura. Por ahora me ha servio para hacer mano y consolidar el estilo gráfico. Lo siguiente es empezar a abordar las ilustraciones del proyecto origen de esta estética. Ojalá pueda compartir pronto los resultados.

Si estáis interesados en hacer este reto podéis buscarlo en redes sociales como #SixFanarts o #SixfanartsChallenge e incluso utilizar la plantilla que os adjunto aquí.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Reto de Puño: El cómic de mi confinamiento

Reto de Puño: El cómic de mi confinamiento

Ilustración Retos

Con un mes de confinamiento a causa del Covid-19  las espaldas, y sin hacer nada más productivo que limpiar compulsivamente la casa, me decidía a tomar cartas en el asunto y sacudirme las telarañas de encima. Necesitaba algo que me impulsara a producir aunque los clientes estuvieran acojonados por sus negocios.

Había algunos retos en el aire relacionados con la ilustración y Twitter e Instagram eran unos auténticos hervideros. Casualmente muchas plataformas y entidades ofrecían cursos y contenidos gratis, y estaba en haciendo uno de Domestika impartido por Puño junto con mi hijo. Así que me encontré de bruces con este tuit suyo.

De manera que el reto me vino en bandeja. En un plazo de una semana sacando sitio de donde pude mi cómic del #RetoCómicPuño vio la luz. Aquí lo tenéis.Reto Cómic Puño: completo

También os dejo por aquí algunas viñetas a mayor tamaño por si queréis fijaros en algún detalle.Reto Cómic Puño: detalle autorretratoLa experiencia con el reto y la respuesta en las redes me ha animado a embarcarme en un nuevo reto usando el mismo estilo para un proyecto que desarrollaré a medio plazo y de que pronto tendréis noticias en este blog.

Mientras tanto, si queréis participar en el reto de Puño tenéis la plantilla e instrucciones aquí.

Mi primer y último Inktober

Ilustración Proyectos Retos

Hace tiempo que el reto del Inktober está circulando y siempre me ha parecido atractivo, pero siempre he tenido miserias que me han impedido subirme al carro. Este año no era una excepción pero me cargue de motivación y ganas de complicarme la existencia y decidí afrontarlo.

Para quien no lo sepa Inktober es una iniciativa del ilustrador Jake Parker. Un día decidió plantarse un reto para mejorar sus aptitudes en el manejo de la tinta y se propuso hacer una ilustración usando sólo tinta (y algo de lápiz para los bocetos) cada día durante todo el mes de octubre y compartirla a través de las redes sociales con el hashtag #inktober para que los que se sumaran a la iniciativa pudieran intercambiar consejos y experiencias.

Y a fe que así fue. En unos años la comunidad de ilustradores se lanzó a hacer este reto ganando en visibilidad y práctica con esta técnica. Jake Parker había creado un monstruo y este año yo era una de sus presas.

El ilustrador que fundó este movimiento suele poner antes de empezar una guía de palabras o temas para que la inspiración no sea un problema y los participantes se centren en dibujar, pero yo soy de naturaleza masoquista y me pude dos premisas: acabar con un estuche de rotuladores Carioca Joy de 1993 que había encontrado haciendo la limpieza e inspirarme en las imágenes resultantes de poner caracteres aleatorios en el buscador de imágenes de Google. Ahí es nada.

Empecé un poco tarde pero cogí rápidamente el ritmo. Pero Jake, pichita, este reto es para la gente que no tiene más vida que ilustrar y que tiene un espacio apartado donde puede concentrarse. Yo ha tenido que pasar la mayoría del reto ilustrando por la noche, a la luz de un flexo con un trapo y en completo silencio para no despertar al chiquillo.

Además, mis premisas han potenciado aún más el reto. Tenía que pasar horas mirando imágenes sin sentido fruto de aporrear el teclado hasta que encontraba una que me inspirara una imagen, y cuando lo hacía los rotuladores estaban secos o completamente destrozados. Al final tenía que tirar de recursos gráficos que me salvaran el cuello o directamente de paciencia.

El resultado lo podéis ver en esta galería. Fui poniendo las imágenes de referencia junto a las ilustraciones conforme las iba haciendo en Facebook y también una foto en el Instagram Stories con un teaser de la ilustración completa.

Al final acabé agotado, cabreado y con 31 ilustraciones que no sé si quemar, guardar o vender. Porque, hete aquí otra de las cuestiones del Inktober, hay muchos autores que van vendiendo sus ilustraciones cuando ni si quiera aún las han terminado. Eso es un aliciente enorme, pero no es mi caso. Yo sólo soy un tipo que quería gastar sus rotuladores y el precio que he cobrado es algo más de espacio en el estudio. Seguramente haga versiones vectoriales de las ilustraciones que más me han gustado y algún que otro motivo para nuevas aventuritas gráficas.

El año que viene más (NO)