Tienes un polvo

Tienes un polvo

Opinión

Hace unos meses hablaba con una buena amiga de la energía que ciertas personas desprenden y que hacen que les abras de par en par las puertas de tu intimidad. Llegado un momento me confesó que desde siempre yo le había resultado sexualmente atractivo, y justo en ese momento me di cuenta de que era sólo la segunda vez que lo escuchaba en mis más de 40 años de vida.

Lo más curioso es que, al margen de lo chocante que me resultó situación, sentí que de alguna manera necesitaba escucharlo. Una parte de mi necesitaba sentirse deseado y por desgracia llevaba siendo reprimida muchísimo tiempo. Estaba tan enterrada bajo capas y capas de moralidad, baja autoestima y vergüenza que apenas me creía con derecho a provocar ese tipo de sensaciones.

La manera de comportarme y expresarme durante toda mi vida hicieron una buena parte del trabajo sucio en mi contra. He escuchado más veces la frase “¿¡Ah, pero tú no eras gay!?” que “hoy estás muy guapo”. Nací a finales de los 70s y hasta hace unos años halagar a otra persona era casi un sinónimo de que te la querías follar muy fuerte. Así que entiendo que culturalmente no es el entorno idóneo, pero lo vi en otras personas y subconscientemente me hubiera gustado formar parte de aquello.

Eso me terminó llevando a un doble callejón sin salida. Por un lado hizo que me la sudara lo que la gente opinara de mi aspecto o mi comportamiento, pero por otro lado me dejó la autoestima por los suelos. Esto me convirtió de un niño extrovertido y abierto a un adolescente bastante arisco e inseguro.

Con el tiempo encontré a una persona con la que conecté a todos los niveles y me sentí amado y deseado. Eso fue cuando tenía 19 años y aún sigo con ella. Durante muchos años aquel lastre emocional desapareció, pero estaba ahí latente.

Ante alguna dificultad o algún tropiezo salían a flote mis inseguridades y con el tiempo esa parte negativa terminó por ganar el pulso y olvidé mi lado hedonista. Perdí la pasión en todo aquello que amaba y nada me divertía, llenaba o satisfacía lo suficiente como para que mereciera la pena hacer el esfuerzo de intentar realizarlas.

Me fui cerrando puertas y aislando poniendo excusas, y me abandoné a la procrastinación y la supervivencia. Me acomodé en mi propio agujero y la mínima intención por salir de él sólo hacía que me hundiera más. Pero volvamos al momento de reencuentro con mi olvidado atractivo.

Ojo. No hay es cuestión de menospreciar la opinión de tu pareja, pero es cierto que su visión de ti va más allá de la imagen que puedas proyectar. El cariño, la rutina o la complicidad hacen flaco favor en este caso. Necesitas una mirada honesta, directa y visceral sin miedo a posibles consecuencias. En esencia la sensación que tú mismo puedas tener de una persona desconocida a simple vista.

Tienes un polvo: abrazo
Os preguntaréis cuál fue mi reacción cuando me encontré de frente con que una persona me veía atractivo. Sorprendentemente no esquivé esa bala. Las pocas loas o adulaciones (merecidas o no) durante mi vida han sido respondidas con evasivas quitándome cualquier mérito. Pero en este caso tomé consciencia de que no había excusa alguna.

Era una confesión sincera de una persona de confianza que me conocía desde hacía muchos años. Era irrefutable. Así que mi primera reacción fue decirle que me sentía adulado y agradecido. Pero no como una formalidad. Estaba profundamente agradecido porque había encontrado un punto de apoyo para intentar salir de mis miserias anímicas. El momento era el propicio y las personas implicadas estábamos emocionalmente en el mismo punto, así que para mí supuso un gran impulso.

A día de hoy intento revivir la llama de mis pasiones y encontrar algunas nuevas. Intento mirarme con otros ojos y no ser tan cruel y estricto conmigo mismo. No tengo problema en expresar y exponerme desde una perspectiva sexual. Quiero desear y sentirme deseado en todos los planos y volver a sentirme vivo, no ser un mero superviviente.

A fuerza de represión estamos infravalorando la importancia de considerarnos objetos de deseo. Es importante ser consciente de tu valor como ente follable.

Si que tu madre te diga que eres el niño más guapo del mundo (o que tu pareja te diga que te quiere mucho) ha terminado por no suponer para ti un subidón anímico, búscalo. Si lo que te pide el cuerpo es que te empotren contra la almohada en vez de que te den palmaditas en el hombro, dilo. No tengas miedo. Si tienes una polla o un coño no es sólo para que te los limpies cuando vayas a mear.

Hagamos esto; si te conozco y alguna vez te he resultado atractivo, si te has puesto tontorrona o cachondo pensando en mi, si has fantaseado conmigo alguna vez… Dímelo con sinceridad. Que no te de vergüenza. Te lo agradeceré mucho y ten por seguro que me ayudarás. Y de la misma manera, si necesitas saberlo o simplemente tienes curiosidad, pregúntame. Si estás dispuesto o dispuesta estaré encantado de decirte si para mí tienes un polvo.

Tienes un polvo: cuerpos

Despendientes – Octubre 2020

Despendientes – Octubre 2020

Despendientes

SERIES

THE BOYS 2T (AMAZON PRIME VIDEO): Estoy contentísimo con esta serie. Por muchos capítulos que pasen el nivel no baja. Los personajes que se van incorporando hacen que la serie gane peso y las tramas que permanecen se intensifican 8menos la del romance de los protagonistas, que apesta desde el puto principio). Lo ridículo y lo grotesco se van abriendo paso en la serie como algo habitual y no deja de sorprender positivamente la visión cruel del universo de los superhéroes. Un puñetazo con superfuerza en una persona de a pie siempre me pareció bastante limpio, en cambio en esta serie realmente toma la dimensión que podría tener realmente. Eso hace que tengamos la sensación de que es una visión más realista, aunque sea una treta para que nos sintamos más cerca de la trama. Personalmente me gusta la trama de la secta en la que se ve metido Profundo. me divierte ver lo ridículo y efectivo del fanatismo sea del color que sea. Supongo que tendremos que esperar bastante para que vea la luz la tercera temporada, pero espero que siga al alza. Ojalá más series así.

SPACE FORCE 1T (NETFLIX): Parece que la gente asocia  Steve Carell a The Office y se olvida que detrás de este cómico hay un bagaje de papeles dramáticos a sus espaldas. Lo recuerdo de Pequeña miss Sunshine y de Dan in Real Life intentando encontrar el gag fácil o la mirada a cámara, pero darme de bruces con un papelón dramático que le quedaba muy lejos. Ese actor dramático saca de vez en cuando un destello entre gag y gag en esta comedia, y creo que es lo que más aprecio y a la vez lo que más le aleja de The Office (que también disfruté en su día). Como siempre borda el papel del líder que mantiene la cabeza bien alta mientras su mundo se derrumba patéticamente. Desde luego lleva el peso de la serie sobre sus hombros pero, amigos, vaya reparto. Lisa Kudrow y John Malkovich se salen, y el resto de personajes secundarios aportan a la serie bastante peso. Da la impresión que con el tiempo terminaríamos amando a esos personajes en segundo plano como ya hicimos con The Office. tras la primera temporada me queda la impresión de que quedan demasiados temas abiertos y que apenas se ha desarrollado la trama principal. También me da la impresión de que Netflix se va a ahorrar una segunda temporada porque, evidentemente, no ha sido la copia de The Office que esperaban.

FATE/ZERO 1T-2T (NETFLIX): Sensaciones encontradas con esta serie. La primera temporada me pareció acojonante. Tardas un poco en entrar en el argumento porque hasta que se presentan todos los personajes tarda un huevo. Pero una vez metidos en harina es trepidante. Me parece especialmente fascinante porque las tramas están muy bien urdidas y son muy sólidas (excepto al del vampiro, que me parece una chorrada que se puede ignorar perfectamente). La calidad de la animación es acojonante y el universo que de despliega ante tus ojos es brutal pese al pastiche occidental que se montan siempre en los animes. Lo que me parece horrible es que cerraran una primera temporada en medio de una batalla importante y la segunda temporada se base en una historia completamente vana y que lastra innecesariamente la acción. No tengo ni puta idea de por dónde pretendían ir, pero está claro que no era en esta dirección. De ser así me parece que cojea bastante el guión, pese a que lo que plantea sea caldo de cultivo para próximas temporadas que, sin duda, están por llegar. Si este es el caso me las tragaré sí o sí, pero a saber con qué resultados.

MODERN FAMILY T9-T10 (NETFLIX): Cualquier serie que comience con un personaje de bebé y termine siendo, por motivos naturales, un tremendo bigardo está abocada a ser un puto fracaso. A menos que vayas cambiando el peso de los capítulos de personaje en personaje 10 temporadas terminan pasando factura e inevitablemente huelen a chicle estirado ¿Qué hubiera sido de esta serie con un Phil distinto? Posiblemente una comedia ligera más que pasaría sin pena ni gloria por nuestras pantallas. pero Modern Family ha tenido una relevancia interesante en las comedias familiares de este siglo. Ya sea por su longevidad o por su éxito de crítica, la serie se ha vuelto un referente y como tal debería tener la dignidad de morir como Dios manda. Lily parece que está en la serie a punta de pistola y los clichés en los que se basan los gays, el viejo, la maniática, la vanidosa, el tonto y la friki se tambalean y empiezan a mezclarse sin sentido alguno. La gota que colma el vaso es el giro meta de la repesca de novietes de uno de los personajes. No estoy al día del colorín yanki, pero estoy seguro que el salseo manda en este caso. Yo, como supongo que la mayoría, espero que esto se acabe. Es como una boda de la que te quieres ir pero tienes que esperar el autobús. te lo estabas pasando bien, pero el cansancio y el aburrimiento hacen que quieras huir lejos de ahí. Ahora te arrepientes de no haberte llevado el coche porque lo poco que has bebido ya lo tienes en los pies.

 

PELÍCULAS

MONSTER TRUCKS (2017): Sabíamos a lo que veníamos. Película chorra y fantasiosa para preadloescentes profundamente norteamericanos. Pero aún así hay cosas que me han sorprendido. no de la propia película, sino del tipo de película en sí. no recordaba ya este tipo de películas tan tan sureñas. Cada personaje destila rodeos, paletos, barbacoas y ranchos. Todo Cristo deseando salir de ese tugurio excepto los hijos de los capos que se pasean a sus anchas por esas localidades tan ridículas. Ese ambientillo Footloose, esas niñas aspirantes a Dolly Partons, esos caciquillos de tres al cuartos, ese tremendo peso del estatus de instituto… Todos esos componentes tan norteamericanos, tan sureños y tan concretos a los que nos tienen acostumbrados. Me hacen pensar cómo sería el visionado por parte de un norteamericano de clásicos del cine andaluz. Los oídos inexpertos intentando captar alguna palabra de la verborrea saleros a de la folclórica de turno, o que se habitúen a encontrarse figuras habituales como el señorito, el gitanillo vago o el supporter silente del niño que arranca un interminable y ridículo quejío. Es como ver a un madrileño intentando cantar una canción de O´Funk´illo. Monster Trucks no es una gran película, pero es una película que me hace recordar a otras películas parecidas. verla ha sido como plantar los pies en un hotel donde ya has dormido. Conoces dónde sirven el buffet libre y jurarías que ya conocías a esa recepcionista, pero seguramente no es así.